Cerrar [X]

Internacionales

Padres que llevan a sus hijos a EE.UU. dicen no temer castigo de Trump

EFE

martes 4, julio 2017 - 12:01 am

Padres que pagaron para llevar a sus hijos a EE.UU. de forma clandestina aseguran que se vieron obligados a hacerlo para salvarlos de la muerte, y que la Administración de Donald Trump debería, en vez de querer detenerles, comprender sus razones.

“Lo que este Gobierno no ha entendido es que si uno se arriesga a traer los hijos es porque no hay otra opción. Es mandar el dinero para que los traigan o para el entierro”, declaró a Efe José A., un padre que pagó por traer a sus dos hijos al país y que prefiere mantener su apellido en el anonimato.

La historia de José A. empieza cuando dejó a sus hijos al cuidado de los abuelos maternos en Guatemala para venir a EE.UU. a buscar un mejor porvenir.

publicidad

Aunque él y su esposa no habían pensado traer a sus pequeños, la muerte de un primo adolescente que vivía con los niños encendió las alarmas de los dos inmigrantes.

“Yo no quería traerlos pero amenazaron a todos los de la casa y no tenía alternativa. Si el presidente tuviera que elegir haría lo mismo que nosotros”, aseguró Elsa (nombre ficticio), madre de los niños.


Teresa Tejada, directora de la Asociación de Salvadoreños de Los Ángeles (ASOSAL), explicó que la mayoría de los padres inmigrantes de Centroamérica tratan de traer a sus hijos con personas conocidas o de la familia.

“Se vinieron para darles un mejor futuro a esos niños, y están tratando de sacarlos de la violencia que viven nuestros países, no van a arriesgarlos tan fácilmente”, aclaró.

El abogado especialista en temas de inmigración, Fernando Romo, explicó a Efe que la política de castigar a los padres por participar en tráfico de sus propios hijos no es nueva.

“Implementar esas acusaciones (de tráfico) no va a ser fácil”, aseguró el abogado quien indicó que para las autoridades va a ser muy difícil probar algo cuando una persona es cómplice y víctima a la vez.

 

Madre salvadoreña en espera de asilo para su hija

Patricia Gálvez, una madre salvadoreña que llevó a su hija de 10 años a EE.UU. el año pasado, está esperando con miedo presentarse en corte para demostrar que su hija se merece un asilo político.

“Probarlo es muy difícil, el testimonio de los niños no es aceptado, y tendrían que tener la declaración de los traficantes”, indicó Gálvez quien cree que esta medida, como muchas otras de la actual Administración Trump, sólo pretende crear una ola de miedo pero que es casi imposible de implementar.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.