Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Paralelo Venezuela y El Salvador

Dr. Mauricio E. Colorado Abogado

lunes 8, mayo 2017 - 12:00 am

La situación de Venezuela no puede ser más crítica: el régimen de Nicolás Maduro pelea como fiera herida para que no lo saquen del poder. El año pasado logró detener el referéndum revocatorio que daba por seguro la remoción del presidente. Lo detuvo con la plena colaboración de las autoridades electorales, a sabiendas que al terminar 2016 la posibilidad del referéndum quedaba automáticamente descartada. La mediación del Papa, fue igualmente neutralizada con incumplimientos de acuerdos sobre la manera de solucionar el problema político de Venezuela. La instancia religiosa llegó a tan delicados extremos que una turba “chavista” intentó irrespetar al cardenal Urrosa de Venezuela, al agredirlo impunemente en su residencia.

Desesperado por la “insurrección” del pueblo, Maduro ha ordenado a las autoridades policiales y militares, una represión nunca vista, en la cual se producen a diario muchos civiles muertos, -reconocidos por el régimen-, y aparentemente cientos de fallecidos a los cuales se les señala como fallecidos por causas naturales.

Otro recurso contradictorio del desesperado gobernante, ha sido anunciar la salida de Venezuela de la OEA, porque no aguanta la presión de dicho organismo, que reconoce que el régimen madurista, se ha convertido en dictatorial, esto es un régimen que no respeta las leyes, y se desenvuelve caprichosamente al deseo del gobernante y su grupo, ignorando el orden constitucional.

publicidad

Paradójicamente y contrastante con la decisión de abandonar la OEA, “ordena (y humilla)” al gobierno de El Salvador a que convoque al CELAC (un organismo relacionado a la OEA, pero con casi nulo poder político) para que le den oxígeno a su decadente dictadura, y obtiene un absoluto fracaso, debido a la inasistencia de los países que lo integran, y a que no produce el esperado apoyo de los gobiernos que lo integran. Dicha instancia termina su “sesión” sin pronunciar resolución, con lo que se auto humilla, por la falta de resultados.

La última jugada de Maduro, ante el rechazo de las multitudes en el interior de Venezuela, es presentar un proyecto de nueva Constitución, que aún sin conocerla, se aventura que no será mas que un instrumento “legal” que indudablemente pretende perpetuarlo en el poder. Se hace evidente que, con la experiencia recién hace un año, obtenida al elegir una Asamblea General que gano la oposición en elecciones libres, y teniendo en cuenta las actuaciones de la Corte Suprema de su país, y la autoridad electoral, las elecciones de esa tal constituyente comunitaria propuesta, serán amañadas, dándose por seguro ganador al dictadorzuelo.


De ser así, ya vendrá para nuestro país una propuesta similar, como nueva alternativa para destruir nuestra precaria democracia, donde se ataca febrilmente el accionar de la Sala de lo Constitucional, y la Fiscalía General. Con esos antecedentes, los salvadoreños no podemos ignorar lo que sucede en Venezuela, bajo pena de seguir ese mismo camino de dictaduras.

Maduro –con su proceder autoritario- únicamente ha incrementado internamente, y en el exterior, el rechazo a su presencia en el gobierno venezolano. Las protestas populares que han paralizado Caracas, y muchas ciudades del interior de Venezuela solamente prueban que los gobiernos populistas solamente se mantienen mientras sus ciudadanos permanecen acobardados.

Es un hecho que nuestro país, El Salvador, no permitirá que personajes que gastan millares de dólares en zapatos, relojes y otros lujos, o gobiernos amantes del despilfarro del dinero del pueblo, permanezcan impunes en sus desarreglos financieros. Todos los salvadoreños están en la obligación de vigilar y proteger los bienes nacionales. El Salvador no se puede permitir el lujo del derroche de recursos amparados en préstamos a pagar en el futuro por quienes aún no han nacido. Los discursos del día del trabajo han sido elocuentes en relación a quienes el régimen considera sus enemigos. Alerta salvadoreños!!!




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.