Cerrar [X]

Buenos Días

Pasa en la vida, pasa en el cine, pasa en la política

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

viernes 9, septiembre 2016 - 12:00 am

alvaro-rojas1En estos días de internet, youtube, redes sociales y archivos digitales, los personajes públicos son esclavos de su palabra. Cualquiera puede tener guardado un vídeo de un político, de un funcionario, diciendo en el pasado una cosa exactamente opuesta a la que dice hoy.

Le está sucediendo al expresidente Mauricio Funes, que tanto tiempo y energía dedicó para atacar a sus adversarios por supuestos actos de corrupción y que ahora enfrenta situaciones similares. La vida da vueltas demasiado rápida en la política. Nuestra clase política se caracteriza por eso. En dependencia de la posición en la que se encuentran, dicen exactamente lo contrario a lo que dijeron antes.

Ver nuevamente los vídeos de los programas sabatinos de Funes diciendo que el expresidente Francisco Flores no se debía asilar en Panamá porque no sufría persecución política sino que huía de delitos de peculado y enriquecimiento ilícito -dos de los delitos por lo que se le investiga a él- es una ironía del destino.

publicidad

Pero también es una ironía que hace un par de años precisamente eran los areneros los que justificaban una “persecución política” cuando se cuestionaba a sus exfuncionarios.

Todos los políticos son esclavos de su palabra, tarde o temprano, eso los ata y luego resurge durante las campañas electorales. Le pasó a ARENA y eventualmente le sucederá al FMLN. Y eso sucede porque hay lealtades mal entendidas, soberbia extrema y ese aire de superioridad de que los políticos creen que serán eternos en sus puestos y están por encima de la ley, por encima del bien y el mal.


Lo que la gente común ve es una eterna contradicción del discurso de los dirigentes políticos, una incoherencia mayúscula y esa costumbre de salir a defender al correligionario, cueste lo que cueste, aunque no se tenga la razón. Pasa en la vida, pasa en el cine, pasa en la política.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.