Cerrar [X]

Conectados

¿Por qué los bostezos se contagian? Acá la explicación

Redacción web-DEM

sábado 9, septiembre 2017 - 8:00 am

 

¿Te ha pasado que estás en compañía de una persona y cuando ella bosteza a ti también te dan ganas de hacerlo, o se te escapa repentinamente después también un bostezo? Acá la explicación de por qué sucede eso.

Investigadores de la Universidad de Nottingham, en Reino Unido, se dieron a la tarea de investigar este tema y ejecutaron un estudio experimental en busca de comprender la razón por la cual los bostezos son contagiosos e inevitables.

publicidad

De acuerdo con los resultados de dicho experimento, que fueron publicados en la revista especializada Current Biology, la razón principal es un reflejo primitivo en la corteza motora primaria, que es un área del cerebro responsable de los movimientos del cuerpo. Los hallazgos ponen en evidencia que la capacidad para resistir el bostezo es limitada. Asimismo, el deseo de bostezar se incrementa si nos dicen que debemos resistirlo.

Se trata de un ecofenómeno, que es la imitación automática de las palabras (ecolalia) y las acciones (ecopraxia) de otra persona, explicó Stephen Jackson, profesor de neurociencia cognitiva y líder de la investigación, en cuyo experimento participaron 36 voluntarios, quienes observaron videos de otras personas bostezando, mientras eran monitorizados. Al primer grupo se le pidió que actuara con normalidad, mientras que al segundo se le dio instrucciones para que intentaran reprimirse el impulso de bostezar. Esta investigación demostró que el impulso se incrementa cuando se trata de reprimir el bostezo.


¨Estos hallazgos pueden ser particularmente importantes para comprender aún más la asociación entre la excitabilidad motora y la aparición de los ecofenómenos en una amplia gama de patologías clínicas que se han relacionado con el aumento de la excitabilidad cortical y disminución de la inhibición fisiológica”, señaló el especialista.

Los especialistas sospechan que en la base del bostezo se pueden investigar las raíces de desórdenes psiquiátricos y posibles nuevos tratamientos para enfermedades como la epilepsia, demencia, autismo y síndrome de Tourette.

“Usando la estimulación eléctrica pudimos excitar a las personas e incrementar su propensión por los bostezos contagiosos. Si pudiéramos reducir la excitabilidad de quienes sufren el síndrome de Tourette, podríamos reducir los tics”, indicó Georgina Jackson, coautora del estudio




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Ballena muerta sorprende a bañistas en una playa de Río de Janeiro

  El gigantesco cuerpo de una ballena muerta sorprendió este miércoles a los bañistas que disfrutaban de …

MÁS INFORMACIÓN
Mascherano estará un mes de baja por lesión muscular

El defensa argentino del Barcelona Javier Mascherano sufrió el martes una lesión muscular en la pierna …

MÁS INFORMACIÓN
Descubren nuevo planeta susceptible de albergar vida

Un nuevo planeta se sumó a la lista todavía reducida de buenos candidatos para la búsqueda …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.