Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Preparemos próximas elecciones

Armando Rivera Bolaños / Abogado y Notario

miércoles 8, noviembre 2017 - 12:00 am

Al llegar el penúltimo mes del presente año, el camino por recorrer para efectuarse las elecciones legislativas y municipales del 2018, está prácticamente cubierto; pero sin que advirtamos,  de parte de las entidades electorales responsables, que estén trabajando activa y diligentemente por resolver una serie de aspectos fundamentales para que, llegado el escrutinio  público, el aparataje ejecutor, técnico y logístico, junto a preparación de insumos, transmisiones, custodia, etcétera,  estén debidamente anticipados y convenientemente adecuados, para que tan magno acontecimiento democrático, no tenga retrasos indeseables, ni vayan a dar espacios para que asomen circunstancias dudosas e  indeseables.

Tal pareciera, o por lo menos la mayoría de ciudadanos tenemos esa percepción, que el actual interés prioritario del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y las dirigencias de todos los partidos políticos, lo ha monopolizado el evento presidencial que, de conformidad al Código Electoral reformado, se ha programado hasta para febrero de 2019, es decir, hay más de un año de espera; mientras tanto, se dejan lamentablemente descuidados los comicios municipales y los legislativos que son, en esencia, tan importantes como accesar al mando constitucional de la República. Mientras al mandatario le corresponde dirigir la política nacional de gobierno desde el órgano Ejecutivo, nada o poco podrá realizar si tiene enfrente a una asamblea ciegamente opositora, con diputados ineptos, carentes de moralidad e instrucción notorias, o con tendencias espurias, que le negarán al gobierno de turno contar con leyes beneficiosas o adquirir créditos para el pueblo, que es su único y principal destinatario, constituido por más de  seis millones de salvadoreños, distribuidos en 260 municipios a lo ancho y largo del territorio cuscatleco; de allí la importancia crucial y urgente de contar con gobiernos locales que conozcan y se interesen por los problemas más urgentes como tener una masiva educación de calidad moderna, que cuenten con un sistema eficiente de salud (que comprenda clínicas comunales, personales médicos, medicinas e insumos y ambulancias); sin obviar el componente de la seguridad pública, hoy solicitada a gritos por el auge de la delincuencia en todas sus formas y modalidades. Luego, nuestro llamado es para todos los institutos políticos, legalmente constituidos, para que cuanto antes, elijan e inscriban sus planillas de candidatos, tanto edilicios como legislativos, evitando de hoy en adelante malgastar esfuerzos y recursos en distraer el interés o atención de la sociedad, en una previa e inoportuna escogitación de candidatos “presidenciales”, olvidando la importancia crucial que tienen las ya próximas elecciones municipales y legislativas, las cuales se encuentran “a la vuelta de la esquina”.

Respecto al organismo rector de los procesos electorales, el TSE, nuestra preocupación es también grande por la lentitud, o su extraña pasividad, en el incumplimiento de acciones dentro de los plazos prefijados por la Ley Electoral o en sentencias de la honorable Sala de lo Constitucional y que, de continuar, podrían no solo impactar dañinamente en resultados de los próximos comicios, sino que de nuevo pondrían la escasa democracia lograda y la credibilidad electoral salvadoreña, en una delicada calificación indeseable, cuyas repercusiones a nivel mundial son previsibles de que sucedan, con los riesgos y perjuicios que esa descalificación política acarrearía para el país. Por ejemplo, preocupa, repito, que a estas alturas no se haya licitado la contratación de empresas técnicas, especializadas en conteo de votos, pronta lectura de resultados y su envío inmediato, seguro y nítido a los entes previamente designados.

publicidad

Tampoco se ha preparado el apoyo logístico de transporte y alimentación, de escuelas, de la seguridad antes, durante y después de los comicios, solo emiten declaraciones. No hay dinero presupuestado, no se han nombrado las juntas municipales, ni de las mesas, ni juntas departamentales, etcétera. Todo parece dejado al azar más arriesgado o los “remiendos” de última hora, que se pueden prestar a dudar de la imparcialidad del TSE y de los mismos resultados que den paso a impugnaciones, acusaciones de fraude y un largo desfile de escritos legales, que solo abonarían el terreno de las confrontaciones internas de la sociedad salvadoreña y nos alejarían de un clima de paz, tan urgente en este momento…

Prioridad del TSE y partidos del país debe ser el preparar, desde ya, elecciones municipales y legislativas.





RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.