Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Problemas de nación: urgente resolverlos

Dr. Mauricio E. Colorado / Abogado

lunes 30, abril 2018 - 12:00 am

El Salvador atraviesa, desde hace algunas semanas, un período cuyo principal tema se centra en decidir quiénes ejercerán el control político formal en el territorio nacional.

De hecho, es obligatorio referirnos al control formal, porque la realidad ha sobrepasado la formalidad que se refiere a los partidos políticos, porque todo el mundo lee en los medios de comunicación que existen organizaciones extra legales que coexisten con las entidades oficiales y autoridades locales o nacionales, con arreglos y entendimientos que desfiguran los valores y figuras sociales y jurídicas que por siempre han regido la integridad de la nación.

El narcotráfico, ese fenómeno nacido a raíz de la proliferación del comercio ilícito de las drogas o narcóticos que tanto daño hace a quien cae en sus redes, y las pandillas o maras, que han degenerado en asociaciones de personas que viven de la proliferación del crimen desconociendo las normas ancestrales del buen vivir que establecen que para sostener una familia es necesario e indispensable desarrollar una actividad lícita, está tomando y controlando territorios bajo su control, y desplazando familias y gente honrada, a nuevos lugares en donde a futuro llegarán a ser nuevamente desplazados, o sometidos a nuevos controles y abusos por quienes hacen y deshacen a voluntad con la dignidad de sus semejantes.

publicidad

El problema ha llegado tan lejos que es frecuente ver como delincuentes son apresados, y a los pocos días son liberados, porque nadie se presta a declarar contra ellos, a sabiendas de que ello significa la muerte de quien declara o de algún familiar.

También han logrado penetrar la seguridad de los agentes de la PNC y sus familias, y no digamos la de los Jueces y funcionarios del Órgano Judicial, quienes reciben avisos de que ya conocen donde estudian sus hijos, y que por eso deberán resolver de tal o cual manera. Adicional a tan triste cuadro, desde hace algún tiempo, una serie de funcionarios y personajes inescrupulosos, con el pretexto de la defensa de los derechos humanos de los delincuentes, exigen que se cumpla la paradoja de que a quienes violan los derechos elementales de los ciudadanos, se les respeten a cabalidad los derechos humanos. (Entendemos que toda persona tiene derechos, pero es contrastante que se luche y se defienda con énfasis en los derechos de quienes violan los derechos de los inocentes y viven con lujos a costa de ellos).


Nuestra propuesta en esta ocasión sería en el sentido de que paralelamente a la contienda por escoger a las autoridades políticas para los próximos cinco años, estos mismos políticos separaran temas universales que pudieran interpretarse como de interés común para toda la sociedad y en los cuales se pudieran encontrar soluciones comunes políticas y sociales, tales como: la delincuencia, el transporte, la recuperación de territorios, la seguridad para la PNC, y el sistema judicial, etc.

Este debería ser un acuerdo fuera de lo político que podría salvar al país de la tragedia que se ve venir, porque cada vez las pandillas controlan más territorios, y desplazan más familias de sus lugares de viviendas.

El problema de El Salvador de convertirse en un estado fallido es un problema serio, y no es un problema que se puede solucionar con ganar una elección presidencial. Es necesario llegar a un acuerdo en el que todos los políticos de todos los partidos, concuerden en que quien gane el Ejecutivo, debe solucionar el problema de la delincuencia, con el apoyo de todo el poder político de la nación. Eso evitará una solución más violenta como sería un golpe de Estado a futuro, como se ha perfilado en otros países del lejano oriente.

La población, aunque no lo expresa, vive en una permanente angustia. La vecina Nicaragua, en aparente calma política hasta ahora, ha estallado en una furia de protesta por cansancio del abuso del poder político. Los pueblos de Centroamérica se agotan y finalmente estallan con violencia en sus reclamos. Los sociólogos, aconsejen.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.