Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Proceso electoral en riesgo

Dr. Mauricio E. Colorado / Abogado

lunes 22, enero 2018 - 12:00 am

El 4 de marzo próximo se desarrollará en el país el evento electoral mas importante de los tiempos modernos que definirá el futuro político de la nación porque las circunstancias que asoman el horizonte político se reflejan como únicas, debido a que nunca antes se habían dado tantos elementos circunstanciales que puedan determinar el destino de El Salvador.

Las ideologías democráticas versus las totalitarias, y los liderazgos demagógicos versus los líderes avalados por la corrupción se harán presentes, así como los representantes de las mafias y los líderes de los grandes carteles de las drogas estarán presentes por medio de pantallas o personalmente, pero en todo caso, ciertamente tendremos la certeza de que muchas fuerzas del mal, estarán tomando posesión de mandos de poder que definitivamente ejercerán decisiones que dejaran huellas en la vida nacional.

Lamentablemente para nuestro país, la delincuencia ha logrado ya, controles en los poderes de la nación que serán difíciles de erradicar, como se puede apreciar en la delincuencia común, como se observa en las pandillas o maras, donde se ha evidenciado que en las mismas instituciones encargadas de combatir el delito han surgido brotes que ponen en duda la eficiencia del combate al crimen.

publicidad

El proceso electoral que debería ser el elemento transparente que diera garantía al inicio de la recuperación del estado de derecho no ha dado muestras de seriedad al demostrar una falta de unidad en la cúpula del Tribunal Supremo  Electoral, que para colmo de males, ha cedido ante la presión de la Sala de lo Constitucional, que ha descendido hasta niveles indebidos, irrespetando lo dispuesto en el artículo 208 inciso último de la Constitución que establece que el TSE es la autoridad máxima e materia electoral.

De hecho, la Sala ha intervenido en niveles en los cuales se ha entrometido en facultades de la Asamblea Legislativa, y del Tribunal Supremo Electoral, que ha complicado la transparencia del proceso, y ha provocado el rechazo de la ciudadanía a colaborar con el proceso electoral rechazando pertenecer a las juntas receptoras de votos, por lo complicado que resulta el conteo de votos.


Por otro lado, los pleitos y diferencias entre los partidos y candidatos ha motivado a que entre estos llamen a no votar, o anular el voto, siendo tal llamado contrario al espíritu ciudadano. Se ha tolerado también las campañas electorales anticipadas con el argumento de que no se pide el voto, cuando el espíritu de la ley es claro en el sentido que la campaña de diputados es de dos meses antes de la elección, la de alcaldes, un mes antes, y la de presidentes, cuatro meses antes.

Sin embargo, la realidad es muy otra, y a este momento, muchos  ciudadanos se encuentran hartos de las campañas electorales anticipadas, bajo el ominoso silencio del Tribunal Supremo. La anterior campaña electoral tuvo notables deficiencias, siendo la más notoria la tardanza en dar los resultados de las votaciones. Al presente, se mencionan empresas de dudosa reputación en experiencias en otros países en los cuales han sido contratadas, y no han dado experiencias seguras en sus resultados. El Salvador no está para sufrir desórdenes políticos como los que pretenden someter a Honduras ni dictaduras crueles como la impuesta en Venezuela, donde se ha implantado el hambre y la escasez  de los artículos de primera necesidad.

La extorsión y la corrupción debe erradicarse, igual que los funcionarios corruptos, puesto que el lugar de estos es la cárcel. El Salvador no debe dar la imagen de ser un país “Shithole” y lejos de provocar anuncios de alejar a los visitantes de que no se acerquen a El Salvador, debemos promover lo contrario. Que vengan. Eso lo lograremos, ordenando nuestras instituciones. Tenemos que votar por quienes son la esperanza de mejorar la imagen y la vida. No a la viveza, no a las pandillas, no al crimen, no al fraude. Sí a la verdad, Sí al trabajo honesto, Sí a la honestidad.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.