Cerrar [X]

Editorial & Opinion

¿Qué hacer ante el auge delincuencial?

Martes 14, Julio 2015 - 12:00 am

Dentro del contexto planteado en mi columna anterior, “Radiografía de la delincuencia”, siendo honestos y consecuentes, tenemos que señalar como una causa favoreciente, el débil papel desempeñado por el sistema judicial del país, siempre a salvo de  una exhaustiva depuración, a pesar que en la Sección de Investigación Judicial hay procesos “yacentes” contra muchos juzgadores, cuyas conductas han motivado reiteradas denuncias, responsabilizadas por autoridades gubernamentales de los Estados Unidos de América, porque, a pesar de las pruebas recabadas por los fiscales, liberan delincuentes o dan sentencias absolutorias, ante el estupor de la sociedad. En otras oportunidades, los delitos más violentos u horrendos han sido “perdidos” por la Fiscalía General de la República (FGR) por malos procedimientos, contaminación de pruebas, ausencia “voluntaria” o asesinatos de testigos “protegidos”, erróneo favorecimiento penal del que llaman, peyorativamente, “el testigo criteriado”  y por evidentes muestras “de arreglo” en ciertos casos escandalosos. No se conocen programas actualizados de reforzamiento fiscal, pero sí abundan las declaraciones pomposas de quienes ocupan niveles superiores en la FGR, como suele acontecer.

Tampoco podemos obviar el desempeño policial deficiente en el área de investigación criminal, a pesar de que la Academia Nacional de Seguridad Pública, según sabemos, promueve cursos de capacitaciones al respecto. La investigación y la inteligencia  constituyen “la columna vertebral” del accionar policial en cualquier parte del mundo y deben, por tanto, dárseles prioridad. También debe evitarse al máximo la posible falta de coordinación fiscal-policial en algunos hechos y una constante depuración interna, para evitar que haya elementos antisociales infiltrados en la corporación. El país quiere ver calidad en el quehacer de la Policía Nacional Civil, desatendida en insumos diversos para realizar una mejor labor.

Aún faltan dos grandes aspectos esenciales: una política criminal, que señale el rumbo correcto para darle eficacia al accionar anti delincuencial. Y dos, levantar un mapa criminológico que permita ubicar puntualmente territorios de pandillas, según su identificación; rutas frecuentes de movilización; clases de ilícitos más frecuentes por áreas geográficas, cantidades de clicas en cada municipio o cantón del país, etc. Todo capitán de barco, para no perderse en el mar, lleva elaborada su carta de navegación.

publicidad

Esta crisis de la seguridad concierne, por igual, a jueces,  diputados,  fiscales, policías, gabinete ministerial, alcaldías, empresarios y sociedad en general; es notoria la falta de enfoque científico y de voluntad política para analizar y buscar soluciones a los factores intervinientes de caracteres socioeconómicos, educativos, laborales, carcelarios, de salud, prevención y readaptación, etc. que se encuentran invívitos en la problemática, la cual no se logrará resolver si primero estamos viendo a quién encaramarle el cajón del muerto. Debemos comenzar a reunirnos todos los sectores de la nación, sin excluir a iglesias, universidades, medios de comunicación, sindicatos y organizaciones no gubernamentales. En suma, propongo al presidente Salvador Sánchez Cerén, que convoque a un Foro Nacional de la Seguridad Pública, con apoyo multidisciplinario, de cuyas mesas de trabajo emanen conclusiones y recomendaciones, vinculantes a un plan gubernamental.

Enfrentamos una compleja y grave patología social conflictiva, violenta e inmoral, cuya solución debe comenzar por un acercamiento incluyente y fraterno de todas las fuerzas vivas del país, sin pensar en asuntos ideológicos, o réditos partidistas, económicos  y electorales a futuro. El bienestar común así nos lo exige. Las vidas y patrimonios de nosotros mismos y de muchos millares más, dependerán de lo que hagamos AHORA y no mañana. Porque, si nunca hacemos nada en unidad…¡mejor sentémonos, conformes e impotentes, a esperar que nos arrastre el torbellino criminal!





RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.