Cerrar [X]

Editorial & Opinion

¿Qué hacer con la Cumbre de las Américas?

Roberto Meza / Colaborador

miércoles 28, marzo 2018 - 12:00 am

La renuncia del presidente del Perú, Pedro Pablo Kuczynski, ha puesto en duda la celebración de la Cumbre de las Américas que ya era bastante problemática. Con tantos gobiernos en la región que enfrentan acusaciones de corrupción, la cumbre podría mejor posponerse para el siguiente año.

Este año de cambio político en América Latina, se volvió más inestable con la renuncia del presidente de Perú, conocido universalmente como PPK, antes de una votación de juicio político por supuesta compra de votos que seguramente iba a perder.

Kuczynski negó cualquier acusación de corrupción, pero el momento de su renuncia no podría ser peor para él. En las próxima tres semanas, Perú tiene programado celebrar la próxima Cumbre de las Américas, una reunión periódica de líderes continentales que incluye al presidente Donald Trump, cuando los ojos de gran parte de la región están concentrados en la nación anfitriona.

publicidad

Ahora que el presidente de Perú, ha renunciado, se debe considerar posponer dicha Cumbre. Esto permitiría a los líderes regionales hacer un balance de la situación en Perú y considerar más plenamente las implicaciones de una Cumbre en Lima bajo las circunstancias existentes.

Si se pospone hasta 2019, eso permite que Brasil, Colombia, México, Paraguay y otras naciones que celebrarán elecciones este año, enviaran a sus nuevos presidentes recién elegidos a la Cumbre para acordar una agenda con compromisos concretos que sean más probables de ser implementados.


Incluso sin la renuncia de Kuczynski, la Cumbre ha demostrado ser controversial. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha sido des-invitado apropiadamente, por la corrupción y múltiples acciones antidemocráticas. Kuczynski fue uno de los líderes más opuestos en la lucha contra el régimen venezolano; el grupo regional informal que trabaja para restaurar la democracia en Venezuela se inició en Lima bajo su dirección.

Posponer la cumbre le daría al hemisferio otra herramienta para usar contra el régimen de Maduro en Caracas. Si los líderes del hemisferio declararan inequívocamente de antemano que sin elecciones libres y justas, el liderazgo ejecutivo actual de Venezuela no será bienvenido a participar, la carga se colocaría donde corresponde: en Caracas.

Si hay un lado positivo en la renuncia de Kuczynski ésta le da al hemisferio una oportunidad legítima para repensar y reutilizar las Cumbres de las Américas como una forma de promover una gobernabilidad democrática e incrementar el comercio y la integración económica entre aquellas naciones capaces de hacer e implementar dichos compromisos. Es una oportunidad que quizás no hayan buscado, pero que sin embargo deben aprovechar.

Kuczynski ganó una votación de destitución en diciembre después  que aparentemente llegó a un acuerdo con un pequeño grupo de legisladores para liberar, por razones médicas, al expresidente Alberto Fujimori, que cumplía una condena por violaciones de derechos humanos y corrupción durante sus años en el poder, la década de 1990

La comunidad internacional dio la bienvenida a Kuczynski, un exbanquero de Wall Street, de 79 años, como un líder pro occidental y pro empresarial más interesado en los resultados que en las cruzadas ideológicas o el autoengrandecimiento. Perú fue visto como un modelo virtual: bien administrado y en crecimiento económico, un vínculo importante entre América Latina y Asia, un verdadero socio para Estados Unidos.

Pero a pesar de los logros iniciales, el gobierno de Kuczynski, que carecía de una mayoría en el Congreso, dependía en gran medida de la buena voluntad de la oposición, liderada por la hija de Fujimori, Keiko, a quien derrotó en una segunda vuelta por la presidencia.

En su derrota, la Sra. Fujimori ha fortalecido su posición en el Congreso donde pudo capitalizar las acusaciones de corrupción contra el presidente, maniobrando a Kuczynski en una posición insostenible donde la renuncia era su única opción. Mientras tanto, la reputación de estabilidad duramente ganada en Perú se ha visto seriamente afectada. La incertidumbre política adicional está virtualmente garantizada.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.