Cerrar [X]

Editorial & Opinion

¿Qué nos depara el quinto mes del año?

Roberto Cañas López / Académico, firmante de los Acuerdos de Paz

miércoles 3, mayo 2017 - 12:00 am

Comienza un mes lleno de efemérides, fiestas, días especiales. Celebraremos la llegada de la temporada lluviosa, el Día de la Madre y el nacimiento de los frutos que nos regala la tierra. Al inicio del quinto mes del año es bueno recordar que estamos según decreto de la Asamblea Legislativa en el año de la Promoción de la Cultura de Paz. Es de esperar que el Grupo Gestor para la Conmemoración del 25 Aniversario de los Acuerdos de Paz, desarrolle a nivel nacional un conjunto de actividades para darle continuidad a las celebraciones iniciadas el 16 de enero.

Mayo inició con la conmemoración del Día Internacional de los Trabajadores, muchas personas acudieron a las manifestaciones convocadas por diferentes sectores. La fiesta era de los trabajadores, pero el presidente y los principales funcionarios del partido oficial hicieron suya una de las actividades de calle. Fue extraño, pero el protagonismo no lo tuvieron las centrales sindicales; lo tuvo el gobierno.

En las movilizaciones del día de los trabajadores la confrontación estuvo presente. “Debemos derrotar a la clase opresora”, “a luchar para el 2018 derrotar a la derecha” repetían los funcionarios. La idea de la pelea permanente como manera de hacer política sigue seduciendo a los líderes de las organizaciones políticas y gremiales. La confrontación la entienden como la negación del otro. Muchos promueven el odio hacia el otro para poder existir. La realidad es que no deberíamos permitirnos seguir en una lucha que ha creado una situación social peligrosa. No se va a salir adelante como país si se cree que el partido político es lo más importante y la patria es lo secundario.

publicidad

Lo positivo del día del trabajo es que hay una nueva propuesta para la reforma del sistema previsional. Cuatro organizaciones sindicales se unieron y han presentado lineamientos desde una óptica sindical para una reforma de pensiones. Sin duda, hay que estudiar con detenimiento esta iniciativa, pero los trabajadores no deben olvidar que solo la movilización social es la que puede aceitar la voluntad de la Asamblea Legislativa, el gobierno central y los empresarios deben considerar seriamente su propuesta. Pero únicamente la actividad en la calle combinada con la negociación les puede dar resultados positivos.

Si en realidad se quiere una reforma integral del sistema de pensiones, hay que  cambiar los parámetros; no queda de otra, y poner en el centro de la discusión temas como: el aumentar la edad de retiro y/o aumentar el tiempo de servicio para poder pensionarse, y también plantear el aumento de la cuota mensual que se descuenta para la pensión; ya no es posible discutir el tema pensiones sin un enfoque de cambios paramétricos.


A pesar de que falta mucho para el día de las votaciones, el tema electoral es lo que domina el escenario político; ya no hay disimulo, estamos en medio una batalla por los votos, en la que el partido oficial declara su intención de no permitir que la derecha regrese al poder; y ARENA está haciendo todo por ganar las próximos comicios.

Mientras tanto, la crisis de las finanzas públicas está lejos de resolverse, dominados por el cálculo electoral; no pasa por la mente de las cúpulas partidarias, la idea que al final la solución de la problemática es concretar un pacto fiscal.

La tarea de poner en marcha una política fiscal integral encaminada a extender el desarrollo y garantizar la democracia, hoy por hoy, no es la prioridad. Los partidos políticos, gobernantes, empresarios, trabajadores, deberían ocuparse en lograr acuerdos políticos de tal manera que el bien común se imponga a los miopes intereses particulares que hasta ahora han dominado la agenda del país.

Ahora toca plantear una agenda fiscal que permita una mayor transparencia; mejor ejecución del gasto público y una evaluación de impacto y de los resultados que posibiliten la universalización y calidad de la salud y la educación públicas.

El futuro del país depende en lo inmediato de que se logre una mayor inversión que permita movilizar recursos nuevos, urge transparentar la política fiscal (ingresos y gastos públicos) y también impulsar esfuerzos para concretar políticas de Estado.

La lucha por la erradicación de la pobreza extrema, el combate contra la desigualdad económica y social, junto a la necesidad de proteger los ecosistemas, al tiempo que se promueva mayor participación ciudadana en la búsqueda de soluciones son tareas que se deben impulsar con fuerza en mayo.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Cuarto año de gobierno

El próximo viernes es 1 de junio, se cumplen cuatro años del segundo gobierno del FMLN. …

MÁS INFORMACIÓN
Urgen consensos básicos de nación

La polarización política va en detrimento del país, no se puede contribuir a resolver los problem...

MÁS INFORMACIÓN
La prevención social de la delincuencia es cara

La prevención eficaz es el factor esencial para la reducción de la delincuencia y de la insegurida...

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.