Cerrar [X]

Política

“Queremos hacer un reset en El Salvador”

Yolanda Magaña / Carol Santos

miércoles 25, octubre 2017 - 12:01 am

Ignacio Bonasa, Presidente de liderarte Impulsor de “Resetéate”

La Fundación para el Desarrollo Económico y Social (Fusades), y su Programa de Fortalecimiento y Acción Social (Fortas), junto a Ignacio Bonasa, presidente de Liderarte, impulsarán esta noche una campaña que busca incentivar a los salvadoreños como individuos a unirse a un movimiento denominado Resetéate. Bonasa explica que Resetéate es un método que ha aplicado en empresas y que ahora Fusades impulsa la idea para que todos los salvadoreños se “reseteen”. ¿Con qué fin? Ser felices. “Lo que queremos hacer aquí en El Salvador es hacer un reset de mayor envergadura, un reset que empieza en el individuo y que acaba en la sociedad, un reset a nivel de El Salvador”, asegura. Al consultarle por qué cree que en El Salvador se requiere un “reset”, responde que los desafíos sociales requieren “una respuesta social al margen de lo político y los políticos”. Bonasa cuenta que él suele repetir la siguiente frase: ‘No puedo modificar la dirección del viento, pero sí ajustar las velas’.

 

publicidad

¿Ve pesimismo en El Salvador?

Sin dudar a duda que el pesimismo es un mal del mundo no solamente de El Salvador, pero yo más que pesimismo es la respuesta cómoda, es decir, ante las cosas difíciles es mejor echar balones fuera y echar la culpa a otros para no responsabilizarme yo de lo que tengo que hacer. Hay una frase que yo suelo emplear y es ‘No puedo modificar la dirección del viento, pero sí puedo ajustar las velas para llegar a mi destino’, entonces, hay gente que como la dirección del viento es ésta, ya le sirve de excusa para ya no hacer ajustes. Ha llegado un momento ante los retos que aborda El Salvador, que tengo que tomar las riendas y las tengo que tomar yo como ciudadano de El Salvador.


 

¿Cómo entender el “Resetéate” en una sociedad donde hay hartazgo ante los partidos y los políticos sin partido?

Si damos vuelta a solo los desafíos que tiene El Salvador, nunca hallaremos el problema, porque lo que me estás diciendo son desafíos, no tengo que poner el foco ahí, lo importante no son las cartas que te da la vida, lo importante es cómo juegas la partida. Entonces, si estoy todas los días diciendo ‘Qué cartas malas me ha dado la vida’, al final no salgo de ahí. A nivel de país pasa lo mismo, si estoy todos los días diciendo sobre el grado de delincuencia, la seguridad, la política, al final no estoy haciendo nada. Hay que pensar del pensamiento a la acción y eso supone ¿qué puedo hacer yo en mi ámbito de actuación para modificar eso?, independientemente la responsabilidad que tenga la política y los políticos.

 

¿Qué supone este movimiento?

Vistas las ineficiencias que genera la política, voy yo como ciudadano a hacer un movimiento social que permita afrontar realmente los desafíos y ese movimiento supone que primero me tengo que resetear yo para poder resetear a mi entorno, resetear al final el país que también lo necesita, pero el foco lo pongo en mí. El hartazgo que me dices que tiene la ciudadanía es un hartazgo con las cartas que le ha dado a El Salvador, pero yo lo que quiero es generar actitud positiva en las palancas que van a permitir jugar bien la partida. Resetéate es eso, un conjunto de pequeñas acciones que hacen los ciudadanos que al final por agregación se consigue modificar el entorno y por tanto consigues abordar los desafíos de una manera totalmente distinta.

 

¿Cómo un ciudadano puede saber si está o no en esa zona de confort?

Todos estamos en nuestra zona de confort, todos tenemos una zona de confort en la que al final tenemos la tendencia de no movernos y esa zona de confort nos llena nuestro tiempo, pero da la casualidad que hay veces que hay que salir de esa zona de confort, cuando sales, sales a una zona de aprendizaje, es la zona de aprendizaje que está proponiendo Resetéate. Resetéate aspira todavía a un sueño mayor que es la zona mágica, esa es la zona de los sueños. A mí me gustaría que Resetéate sirviera para que soñemos con un El Salvador distinto. El reset no se dirige directamente a El Salvador, se dirige a cada una de las personas que lo integran, haciendo una pequeña modificación en ti que inaugure un movimiento social expansivo que acabe movilizando el país. Los sistemas educativos han fallado en inteligencia emocional, lo cual han hecho que no sepamos resetearnos, ha llegado el momento de invertir en nosotros mismos, en inteligencia emocional para modificar nuestra zona de confort y llegar a conquistar esferas de bienestar y felicidad que hasta ahora no habíamos conquistado.

¿Cuáles son los pasos para resetearse?

Lo primero es querer, es un acto exclusivamente de las personas, es querer redescubrirte, eso significa que te tienes que parar a pensar qué cosas estás haciendo bien y mal, y a partir de ahí saber qué cosas podés meter en tu vida que querrías meter para ser más feliz, y no se trata de meter cosas económicas sino de meter pequeñas acciones que te van a modificar. Por ejemplo, gente que tenga actitud negativa, pues tendrá que trabajar la actitud para hacer actitud positiva.

 

¿Qué mensaje le daría a los líderes políticos o a las personas que quieran ser líderes?

Que el liderazgo hay que trabajarlo, el líder se hace no nace, todo lo que hay de Resetéate se hace y se trabaja. No puedo estar pensando en la omisión que tienen los políticos, tengo que empezar a responsabilizarme de qué es lo que puedo hacer yo, sin pensar en lo que deberían hacer otros… Comienza en el individuo, si soy capaz de transformarme, transformo a los que me rodean, transformo mi metro cuadrado, se trasforma la comunidad y al final se acaba transformando El Salvador.

 

 

Perfil

 

Presidente de liderarte. Empresario español. ha sido alto ejecutivo y asesor bancario. Por ahora tiene una empresa de formación que ha impulsado el programa resetéate en ayuntamientos en españa.

Será el ponente de la conferencia central en la “noche de solidaridad 2017”, en donde Fusades entregará el premio Abdicam 2017.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.