Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Queríamos agua y ahora que llueve, ¿Qué?

Rafael Domínguez / Periodista

miércoles 21, junio 2017 - 12:00 am

Se gritó a los cuatro puntos cardinales y por toda la institucionalidad relacionada al agua y medio ambiente que el país estaba sin agua, que los mantos acuíferos estaban al mínimo y que el país atravesaba la peor sequía de los últimos años recordados; pero hoy, revisando las estadísticas, el registro de agua llovida es muy superior a lo recibido quizá durante todo el año anterior, lo cual es bueno, pero, ¿qué hemos hecho por retener esa agua?

Es lógico que ahora que llueve nos hayamos olvidado de aquellos momentos, aunque algunos lo tienen muy fresco, porque aunque llueva el agua potable no les llega y en  invierno o verano es lo mismo, pues agua potable no hay para ellos.

El año pasado mantuvimos la idea que esa sequía era hasta cierto punto una mentira o una suerte de estrategia para presionar préstamos para ANDA o una manera de presionar la ley de agua, de cualquier forma lo cierto es que agua hay y que aún en plena sequía el problema no era el agua, sino la cantidad de fugas y el pésimo trabajo de la autónoma para planificar y estructurar un sistema de más cobertura y menos fugas en el subsuelo.

publicidad

Y ahora que tenemos agua qué estamos haciendo por retenerla? El presidente de ANDA aumentó las tarifas argumentando altos costos de purificación y extracción, se habló y aprobó presupuesto extraordinario para entregar agua a las zonas más afectadas y casi un año después ¿qué pasó? ¿Cuánto del nuevo valor del  metro cúbico sirvió para reparar fugas? ¿Para nuevos pozos, para ampliar la red? ¿Y ahora que llueve qué estamos haciendo para retener el agua?

Dios nos ha privilegiado con lluvia en los últimos cinco días y con promedios altos, los embalses de las represas en el río Lempa por primera vez en mucho tiempo se vieron obligados a abrir los vertederos y tirar al mar 500 metros cúbicos por segundo; repito, luego de un año de sequía toda esa agua se tira al mar ¿y qué hicimos por retenerla? Está claro que nada, que solo politizamos o usamos las “crisis” para fines políticos o meterle miedo a la gente y manipularla; pero en este tema del agua es necesario realmente hacer algo, retener más agua en el territorio de manera artificial y motivar a la población a sumarse en el intento de nuevas formas de relacionarnos con el agua llovida; es necesario obligarnos todos a construir cisternas y llenarlas con agua lluvia, es necesario reinyectarla en los mantos freáticos y por supuesto arborizar, sembrar bosque y recuperar cuencas; pero no para el próximo año, sino ya, porque hay personas que no tienen agua constante y porque agua tenemos, pero se pierde de una manera o de otra.


El conflicto y problema del agua no se resuelve solo por una ley, se necesita mucho más que eso, se necesita voluntad y acción, aun con las normativas actuales pudiéramos lograr mucho, pero sin la voluntad de hacer y hacer bien el trabajo no hay ley que nos ayude.

ANDA está en deuda con la población, porque aún las fugas, el desabastecimiento y malas reparaciones son contradictorias a los cobros, al maltrato y las exigencias que se le hacen al consumidor, a quien al final se le culpa de todo, por pagar poco, por consumir mucho, por no ahorrar y hasta por pagar con monedas o reclamar, y vuelvo a la pregunta: ¿Casi un año después de la sequía y ahora que llueve qué estamos haciendo para retener el agua y mejorar el sistema?




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.