Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Recomendaciones del FMI y los abusos fiscales

Jaime Ramírez Ortega / Consejero legal y de negocios

sábado 30, septiembre 2017 - 12:00 am

El Fondo Monetario Internacional recomendó a El Salvador realizar algunos cambios que conduzcan al crecimiento económico y que salgamos de la zona de estanflación en la que posiblemente hemos estado circulando y que ha sido ignorado por los partidos políticos de turno que nos han gobernado.  Ante ello, el FMI solicita reducción de las contrataciones en el sector público, dado que durante los últimos ocho años el pago de salarios ha aumentado drásticamente, al grado que representa el 1 % del Producto Interno Bruto.

Además el FMI, consideró que se debe eliminar el mecanismo de escalafón en el sector salud y mantener la política de aumentos salariales debajo de la tasa de inflación. Ante esta recomendación, no es consecuente que ARENA esté apoyando el escalafón, cuando todos sabemos que cuando fue gobierno, nunca lo respetó, pero ahora lo utiliza como arma política para desgastar a su adversario. Entonces, no atender tal recomendación es imprudente, sobre todo porque de ello depende la capacidad de pago que se pueda tener a fututo.

Asimismo, el FMI advirtió a El Salvador que se deben de tomar medidas fiscales que ayuden a mejorar el ingreso público. Es decir, aumentar el IVA o introducir un tributo al patrimonio o gravar las pensiones, o el aumento del impuesto sobre la renta para las personas naturales con los ingresos más altos, entre otros, pero  no se debe olvidar que el objeto de estas recomendaciones es que el país  evite el ritmo de endeudamiento que ha traído en los últimos 30 años.

publicidad

Para ello se debe cambiar la mentalidad de los presidentes de los tres órganos de Estado, diputados, magistrados y demás funcionarios, para que entiendan que el dinero del erario público no es para despilfarrarlo en contrataciones públicas desmedidas y sin control, no es para seguro médico privado, ni para pagar motoristas que les anden llevando y trayendo sus hijos a los colegios, u otros gastos suntuosos que no sirven más que para probar que tienen el poder.

En ese sentido, urge que la ciudadanía y las fuerzas vivas presionen desde diferentes esferas, trincheras y ángulos, para que los diputados de todas las fracciones políticas, analicen, discutan y aprueben una ley de responsabilidad fiscal de forma urgente, y que esté alineada con el ingreso y el egreso; dicho de otro manera, que no se gaste más de lo que se percibe  en concepto de tributos, dado que el problema más grande por el cual nunca salimos de la insolvencia y falta de liquidez, es por el desorden fiscal y por el abuso de la clase política.


Creo que es tiempo que se le diga a los funcionarios públicos que ellos se deben a la ciudadanía y no la ciudadanía a ellos, el pueblo no tiene por qué estar financiando el estilo de vida y los gustos de muchos pícaros y aprovechados; la función pública es para servir con esfuerzo, pasión y esmero, y no para ser servidos, ya que es una vergüenza que algunos diputados y alcaldes solo aparecen en las comunidades en tiempos electorales, pero durante están en el poder, raras veces llegan a verificar las necesidades.

Por lo tanto, debemos unirnos como ciudadanos, sin importar las diferencias que existan, para combatir la corrupción que se pueda dar en las instituciones públicas, especialmente dentro del seno de la Asamblea Legislativa, donde se pueden negociar votos por cuotas de poder, plazas, prebendas, paralización de investigaciones en la Corte de Cuentas, incluso se vislumbra una preocupación ya que se puede estar gestando  la aprobación de la reforma de pensiones, donde muy probablemente se esté confiscando el dinero de las pensiones.

Todo ello en el concierto de la nueva composición política que se está produciendo en la actualidad, en la que el alcalde de San Salvador ha planteado un divorcio pleno e irreconciliable con la comandancia del FMLN, pero más allá del show político que evidentemente está favoreciendo al alcalde, y como publicista sabe que le ha hecho crecer como espuma, estamos seguros  que no lo expulsarán, ni él renunciara. Porque todo es parte de un show.

Por ello es imperante que estemos alerta, para que no nos vayan a dejar sin el dinero de las pensiones, ante la vista impávida del show político, porque una vez el gobierno tome lo último que queda del dinero de las pensiones  ya no lo volveremos a ver.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.