Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Recomendaciones para la próxima Asamblea Legislativa

viernes 20, febrero 2015 - 6:36 pm

Yo me imagino que el gremio no agremiado de columnistas no alineados a ningún bando, nos cansamos de recomendar, sugerir, exhortar y ver que no somos escuchados.

Tanto en los gobiernos de ARENA como en el actual, a mí me da la impresión que los políticos, léase, presidente, diputados y ministros, pasan en su mundo y el contacto con los generadores de opinión es casi nula. Se dedican a pleitecitos de poder, al discurso demagogo y populista, a estrategias cortoplacistas y al clientelismo, es decir, a apagar fuegos y atender a sus mercados electoreros.

Pero igual, no hay que perder la esperanza que algún día, de tanto insistir en algún tema, alguien pondere el valor de una idea, y con el poder que tienen en sus manos los políticos, se materialice en realidades concretas.

publicidad

No hay que hacerse muchas ilusiones que el Órgano Legislativo cambie, porque en esencia, aunque las caras sean distintas, es lo mismo; no obstante, está la labor ciudadana de los que opinamos de señalar cuál sería el mejor camino a seguir por los legisladores del período 2015 – 2018.

Dos objetivos sugiero a los diputados (cuya función no solo es emitir leyes, sino la observación y análisis sesudo de la realidad, para de allí, investigar, concluir, y hasta entonces, legislar): la economía nacional y la seguridad ciudadana. Nada más. No les da el tiempo, pues lo desperdician viajando y peleándose tontamente.


El país está en quiebra, debe más de lo que produce, está endeudado hasta la coronilla, importa mucho más de lo que exporta, no se genera nueva industria que produzca riqueza, es como si en una casa vivieran 10 personas de las cuales solo una trabaja y las demás solo gastan, y mucho, y para sobrevivir viven de fiado. Eso ya no es estancamiento, es una quiebra no declarada.

Los legisladores tienen que enfocarse en aquellos índices que hacen que el país sea uno de los menos competitivos en el mundo, con trabas excesivas para la inversión, y bajar la inseguridad.

Allí viene el otro punto. Un plan solo para combatir las extorsiones es como tapar un pequeño agujero. Está bien, pero no tanto. Es imperativo desde hace un par de décadas (no se diga ahora), un plan total para la prevención y el combate del delito. Una vez socializado, discutido y consolidado en un documento de conocimiento público, establecer un impuesto especial para alimentar a toda la estructura, el recurso humano y material que se necesita.

Los diputados de ARENA y los del FMLN se tienen que dar cuenta que todo lo que han hecho hasta ahora, desde 1989 (los de ARENA) y desde el 1994 (los del FMLN) hasta la fecha, ha servido de muy poco. Han aprobado códigos, leyes, decretos, han discutido una y mil veces, han creado y desmantelado o cambiado de nombre a instituciones, las han fusionado, las han dividido o desaparecido, y nada de todo eso ha servido para que bajara un ápice la delincuencia. Toda su labor ha sido, inútil. En una empresa privada seria ya los hubieran despedido hace tiempo, y a ambos partidos, por inservibles para solucionar un problema que al 71% de la población le agobia, ya los hubieran proscrito por incompetentes.

Si el soberano es el pueblo y le dice una y otra vez que no aguantan el acoso de las maras, la delincuencia común, la proliferación de las drogas, ¿qué han hecho? Nada, y es porque la ineficiencia y la ineficacia son sus marcas de Caín.

En realidad no sé por qué la gente no le da la opción a otros partidos, será el miedo, será que domina en el subconsciente de los votantes el dicho que más sabe el diablo por viejo que por diablo, o que más vale viejo conocido que viejo por conocer, pero hasta ahora la gente sigue insistiendo sobre viejas propuestas que no proponen cosas nuevas.

Vamos a ver qué pasa. No nos queda de otra que observar, analizar y opinar. Las tareas prioritarias están muy claras. No tengo mucha esperanza que vaya a ser diferente, pero al menos quede asentada mi opinión.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.