Cerrar [X]

FUERA DE USO Principal

Recuerdan a una de las víctimas latinas del tiroteo de San Bernardino

Viernes 4, Diciembre 2015 - 9:00 am

Foto: EFE

Foto: EFE

Yvette Velasco, una de las tres víctimas latinas del tiroteo de este miércoles en San Bernardino (California, EE.UU.), era una mujer “llena de amor”, recordaron hoy a Efe familiares de la joven, de 27 años.

“Yvette era una joven hermosa, inteligente y motivada, que estaba llena de vida y amor para todos los que la conocían”, dijo en declaraciones enviadas a Efe George Velasco, familiar de Yvette.

publicidad

Junto a Velasco, entre las 14 víctimas mortales de la masacre en San Bernardino se encuentran los también latinos Juan Espinoza, de 50 años, y Aurora Godoy, de 26 años, según la lista que las autoridades publicaron este jueves.

La joven, que tenía tres hermanas, Adriana, Erica y Genevieve, trabajaba para el departamento de sanidad pública del condado de San Bernardino desde hace cuatro años.

Al conocer las noticias del ataque, su familia comenzó una búsqueda desesperada por los hospitales. El padre de la hispana, Robert, estuvo esperando varias horas en el centro de evacuación esperando las buenas noticias que nunca llegaron, explicaron.

“La familia está devastada por esta pérdida y pedimos las oraciones de la comunidad para poder superar esto”, solicitó George Velasco.

Te recomendamos: Policías se enfrentan a atacantes del tiroteo en San Bernardino

Yvette, especialista en medioambiente, participaba en una fiesta de Navidad junto a su compañero de trabajo Syed Rizwan Farook, de 28 años, que supuestamente es el autor de la masacre junto con su pareja, Tashfeen Malik, según las autoridades.

Por su parte, Espinoza, inspector de salubridad, dejó viuda, Sandra Mendoza, y dos hijos, Jerusalem, de 25 años, y Jonathan, de 13.

La víctima latina más joven de la masacre es Aurora Godoy, que a sus 26 años había logrado parte de sus sueños. Tras estudiar culinaria, se casó con su novio de secundaría, James Godoy, tuvo un hijo, que está a punto de cumplir dos años, y consiguió un trabajo en el sector público para asegurar su estabilidad económica.

Después de la masacre, la familia abrió una cuenta para recolectar fondos para sufragar los costes del funeral. Doce de las víctimas fatales trabajaban para el condado de San Bernardino y 18 de los 21 heridos también eran empleados públicos.

Julie Páez, también inspectora de restaurantes del condado de San Bernardino, resultó gravemente herida al recibir disparos en el abdomen y una pierna.

Su hijo Nick Páez relató en las redes sociales que su madre fue sometida a una larga cirugía y que se encuentra en condición estable.

Las autoridades continúan con las investigaciones para establecer los motivos que impulsaron a la pareja, que tenía un bebé de seis meses, a cometer esta masacre, de la que no se descarta que tuviera fines terroristas.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Tuit de Obama tras violencia en EEUU es el más popular de la historia

Un mensaje de tolerancia del expresidente estadounidense Barack Obama tras la violencia en Charlottesville el fin …

MÁS INFORMACIÓN
Hija mayor de Obama vuelve a sorprender con un alocado baile

Malia Obama, hija mayor del expresidente de los Estados Unidos, Barack Obama, volvió a dejar sorprendidos …

MÁS INFORMACIÓN
Trump se aleja durante dos semanas del revuelo de la Casa Blanca

El presidente de EE.UU., Donald Trump, disfruta hoy de su primer día completo de vacaciones en …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.

Simple Share Buttons