Cerrar [X]

Buenos Días

Recuperar las libertades de la población

Lunes 14, Marzo 2016 - 12:00 am

rp_alvaro-rojas.pngEn estos días la discusión sobre el Estado de Excepción y/o medidas excepcionales, se ha enfocado mucho sobre el temor que la población vea afectada algunas de sus libertades fundamentales, algo que suena como una preocupación lógica tomando en cuenta el trauma colectivo que eso representa.

Pero hay que recordar que hay cientos de miles de salvadoreños que ya sufren la pérdida de libertades fundamentales y no por una suspensión legal de las mismas sino por el accionar de las pandillas.

Las bandas delincuenciales han restringido hace rato la libre circulación de cientos de miles de salvadoreños en las zonas que controlan. Han restringido la libre asociación y reunión pacífica, al extremo que hasta los partidos políticos tienen que pedir permiso a las pandillas para hacer actos proselitistas en determinadas zonas del país.

publicidad

Los pandilleros, por supuesto, tampoco permiten la libre expresión. En las zonas que controlan no permiten ninguna protesta en su contra y la gente que los desafía es asesinada. Las pandillas también hacen detenciones ilegales, privaciones de libertad, secuestros y ejecuciones extrajudiciales. Son los mayores violadores de derechos humanos en el país.

Es más, los pandilleros restringen libertades que son irrestrictibles en la Constitución, como la violación de la morada o la confiscación de bienes. Con toda impunidad, sacan a familias enteras de sus casas y las ocupan, sin que haya autoridad que pueda salvar a esas familias y sus posesiones.


Esas son las libertades que tenemos que rescatar como sociedad. Esa debe ser nuestra preocupación principal y en eso estamos perdiendo el enfoque.  Las medidas excepcionales deben ser para recuperar las libertades de todos los ciudadanos que viven bajo el yugo de las pandillas.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.