Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Reforma espuria

Bessy Ríos / Abogada y Activista digital

viernes 16, diciembre 2016 - 12:00 am

OPINIONAnonadada, sorprendida, asustada, impactada, impresionada e indignada han sido las sensaciones que me han generado enterarme hace unos días de la descabellada sugerencia de modificar el Código de Trabajo en cuanto a la jornada laboral, pasando de ocho horas diarias a 12 por dos días seguidos y dos días en jornadas de 10 horas para cumplir las 44 horas semanales, y a la cual les ha dado la brillante idea de llamarle “flexibilización laboral”, una invención del imaginario de dos ministros que han jurado defender la Constitución y la ley al momento de tomar posesión de sus cargos, pero que con semejante propuesta están haciendo todo lo contrario.

De uno de los funcionarios no me sorprende para nada su deseo salvaje de explotar a los trabajadores lo máximo posible, pagando lo menos posible y sacando la mayor ganancia para sus bolsillos; es un empresario y esa es su naturaleza –la mayoría de empresarios son así, pocos no, pero bien pocos– más que orgásmicas sensaciones le debió dar al sobarse las manos e imaginar que no pagará ni horas extras ni nocturnidad a los empleados a los que les paga un poco más del mínimo y que si logra su cometido les sacará más ganancia y él no sacará un centavo más de su bolsa; es más, hasta las gracias se cree le deben de dar, porque con esa brillante idea los empleados descansarán tres días a la semana.

La otra funcionaria me ha dejado sin habla. Le tengo sumo respeto y no quisiera emitir opinión, pero, vaya que no tiene buenos asesores en materia laboral y eso es grave, pues dirige un ministerio en el cual deben manejar esa materia al dedillo.

publicidad

Es un robo lo que se pretende hacer con las trabajadoras y trabajadores. Haga la cuenta mi estimado: ¿Cuánto le saldría de pagos en horas extras y nocturnidad si se las pagaran como corresponde y establece la legislación laboral? Pero la idea de esta reforma está encaminada al aumento del crecimiento de las empresas a costillas del empleado, quien percibirá el mismo salario por mayor trabajo.

Ésta no es un idea nueva, tienen años los empresarios, sobre todo los maquileros explotadores, en querer hacer esta reforma; con ARENA lo intentaron pero fue el FMLN quien les recordó –y hoy olvidó– que la jornada de ocho horas no es advenediza, ésta es así por las grandes luchas de los sindicatos de trabajadores que se unieron y dijeron: “NO MÁS, NO SEGUIRÁS HACIÉNDOTE RICO CON MI SUDOR”.


Es urgente sacar adelante la economía del país, pero ésta no puede sacarse a costa de explotar más a nuestra gente, sin un salario digno y con los horarios reconocidos internacionalmente y que costaron la sangre de muchos mártires.

Otro cosa que olvidan los brillantes asesores de estos funcionarios que están poniendo la cara por semejante idea, es que nuestro horario de ocho horas por día tiene rango constitucional, no pueden reformarlo ni por acuerdos ministeriales, ni ejecutivos, ni legislativos –aunque no creo tengan los votos- es solo reformando la Constitución y para ello necesitan dos legislaturas continuas que así lo hagan.

Otra cosa que me molesta es que tienen CERO en originalidad. Esta reforma no es otra cosa de un refrito que se intentó hacer desde 2005 en Costa Rica y que no pasó, como espero que suceda aquí… ni para fregar a la gente tienen estilo propio.

Cualquier intento de querer “flexibilizar horarios” pretendiendo que la población trabaje por cuatro días seguidos en dos días de 12 horas y dos de 10 horas es INCONSTITUCIONAL y sin duda alguna, como me permite la ley de procedimientos constitucionales, yo sería de las primeras ciudadanas en interponer el debido recurso ante la Sala de lo Constitucional.

La riqueza de un país es su gente y ésta debe ser educada, cuidada, con servicios de salud, con trabajo digno, salarios que permitan vivir y no sobrevivir, con estabilidad, recreación, salud ocupacional, apoyando para que sean menos empleados y más emprendedores los que debemos tener en este país; poder cumplir los sueños de un futuro mejor aquí y no en tierras hostiles y lejanas, donde la separación familiar es el primer gran sacrificio que ningún ser humano debería pagar para poder hacer realidad sus metas… todo esto deberían estar viendo los funcionarios abanderados con semejante reforma espuria, peor aún cuando ambos son los funcionarios peor evaluados dentro de sus respectivas gestiones y parece que siguen haciendo méritos para conservar sus sobresalientes puntajes.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.