Cerrar [X]

Internacionales

Rousseff afirma que Brasil “no permitirá que su democracia sea manchada”

Viernes 1, Abril 2016 - 11:29 am

Dilma Rousseff-EFE

Dilma Rousseff, presidenta de Brasil/EFE

 

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, reiteró hoy que un eventual juicio político en su contra supone un “golpe” contra su Gobierno y advirtió de que la población “no permitirá que su democracia sea manchada”.

publicidad

Rousseff recibió hoy a activistas del Movimiento Sin Tierra (MST) y de organizaciones de negros que le manifestaron su respaldo y, tal como ha ocurrido en los actos en favor de la mandataria, corearon la frase “no habrá golpe”, a la que agregaron “habrá lucha”.

La presidenta está bajo la amenaza de responder a un juicio con miras a su destitución en el Congreso, por unas maniobras contables que le permitieron al Gobierno “maquillar” sus resultados de los dos últimos años.


Dilma Rousseff- marchas-EFE

Marchas en favor de Dilma Rousseff/EFE

Según la oposición, esas maniobras constituyeron un “delito de responsabilidad”, que la Constitución brasileña contempla como una posible causa de destitución de un mandatario, aunque el Gobierno lo niega y sostiene que no fueron más que “faltas” administrativas.

En su discurso, Rousseff insistió en que no existen razones para procesarla y reiteró que “hoy Brasil tiene su democracia amenazada” en todas sus vertientes.

Según la mandataria, “está amenazado el aspecto formal de la democracia, que es el que las leyes garantizan y establece unas reglas del juego que no pueden ser rotas, porque se compromete todo el juego”.

El otro flanco de la democracia bajo amenaza, según Rousseff, es el de los derechos individuales, sobre los cuales afirmó que serían “atropellados por el arbitrio” en caso de que prospere un juicio en su contra.

Rousseff sugirió que quienes promueven el proceso en su contra no aceptan que su Gobierno le haya dado prioridad “a aquellos que más lo necesitan”, lo que consideró como “otra parte del contenido” de la democracia.

“Queremos una democracia que respete todas las religiones, que no tenga prejuicios y no diga que una es mejor que otra, y que vea las cuestiones de la reforma agraria como un proceso que beneficia a todos”, declaró.

Rousseff también instó a los campesinos y movimientos sociales a “resistir a las provocaciones y a las tendencias antidemocráticas”, aunque aclaró: “Nosotros no defendemos la violencia. Ellos son los que la defienden y la ejercen”.

Durante la ceremonia, celebrada en el Palacio presidencial de Planalto, la presidenta firmó 25 decretos de expropiación de igual número de haciendas consideradas improductivas, que serán destinadas a la reforma agraria.

También oficializó la expropiación de otras tres haciendas, que pasarán a manos de “quilombos”, como se conoce a las comunidades en que se establecieron los negros que huyeron de la esclavitud.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Temer, Lula y JBS: Brasil saturado por escándalos de corrupción

La corte suprema brasileña rechazó este miércoles impugnar al fiscal que denunció por corrupción al presidente …

MÁS INFORMACIÓN
Lula denuncia “caza de brujas” en nueva comparecencia ante juez

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva denunció una "caza de brujas" al prestar nuevamente …

MÁS INFORMACIÓN
Un Lula debilitado vuelve a comparecer ante juez Moro en Brasil

Un Lula da Silva debilitado por las confesiones de uno de sus principales escuderos volverá a …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.