Array ( [0] => WP_Term Object ( [term_id] => 204 [name] => América Latina [slug] => america-latina [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 204 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 19 [count] => 2781 [filter] => raw [cat_ID] => 204 [category_count] => 2781 [category_description] => [cat_name] => América Latina [category_nicename] => america-latina [category_parent] => 19 ) [1] => WP_Term Object ( [term_id] => 19 [name] => Internacionales [slug] => internacionales [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 19 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 0 [count] => 8124 [filter] => raw [cat_ID] => 19 [category_count] => 8124 [category_description] => [cat_name] => Internacionales [category_nicename] => internacionales [category_parent] => 0 ) [2] => WP_Term Object ( [term_id] => 14 [name] => Principal [slug] => principal [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 14 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 0 [count] => 17388 [filter] => raw [cat_ID] => 14 [category_count] => 17388 [category_description] => [cat_name] => Principal [category_nicename] => principal [category_parent] => 0 ) ) 1
WP_Term Object ( [term_id] => 14 [name] => Principal [slug] => principal [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 14 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 0 [count] => 17388 [filter] => raw [cat_ID] => 14 [category_count] => 17388 [category_description] => [cat_name] => Principal [category_nicename] => principal [category_parent] => 0 ) 1
WP_Term Object ( [term_id] => 14 [name] => Principal [slug] => principal [term_group] => 0 [term_taxonomy_id] => 14 [taxonomy] => category [description] => [parent] => 0 [count] => 17388 [filter] => raw [cat_ID] => 14 [category_count] => 17388 [category_description] => [cat_name] => Principal [category_nicename] => principal [category_parent] => 0 ) 1
Diario El Mundo Home

dilma-xinhua

Fotografía: Xinhua

La presidenta suspendida de Brasil, Dilma Rousseff, reafirmó hoy su inocencia en el discurso de defensa ante el Senado en la fase final del proceso de “impeachment” y calificó su posible destitución como un “golpe de Estado”.

La mandataria brasileña suspendida rechazó de manera enfática haber cometido “crimen de responsabilidad”.

publicidad

Rousseff inició su discurso al recordar que fue reelecta en 2014 por más de 54 millones de votos, y dijo haber respetado el compromiso que asumió ante la nación y ante quienes la eligieron.

Subrayó que siempre vio en la Constitución de 1988 una de las grandes conquistas del pueblo brasileño, por lo que nunca atentaría contra ella.

Reconoció haber recibido críticas a su gestión y que las acogía, pero “entre mis defectos no está la deslealtad y la cobardía. No traiciono principios, ni a aquellos que confiaron en mí”.

Recordó que en la dictadura recibió en su cuerpo las marcas de la tortura y sufrió la prisión, pero que resistió y mantuvo sus convicciones.

“Era joven pero no cedí, resistí la tempestad de terror que comenzaba a engullirme, no cambié de lado. A pesar de recibir el peso de la injusticia en mis hombros continué luchando por la democracia, luché por un Brasil soberano, más igualitario, donde hubiese justicia”, enfatizó Rousseff.

Dijo que honró el compromiso con su país, la democracia y el estado de derecho, y que fue intransigente.

“Resisto, no esperen de mí el silencio de los cobardes, en el pasado con las armas y ahora con el aparato jurídico pretenden atentar contra la democracia”, dijo.

Agregó: “No lucho por mi mandato, por vanidad o por apego al poder, como es propio de los que no tienen carácter, lucho por la democracia, por la verdad, la justicia y el pueblo de mi país”.

La política afirmó tener su conciencia absolutamente tranquila sobre lo que hizo en el ejercicio de la presidencia.

“No cometí ningún crimen de responsabilidad, no cometí los crímenes de que soy acusada injustamente”, señaló Rousseff.

Recordó que en el pasado, en América Latina y Brasil, siempre que intereses de la elite económica y política fueron heridos por las urnas, fueron organizadas conspiraciones y golpes de Estado.

Citó el golpe en 1954 contra el entonces presidente Getulio Vargas (1951-1954), que lo llevó a cometer suicidio.

Mencionó al creador de Brasilia (capital), el presidente Juscelino Kubitschek (1956-1961), quien fue víctima de reiteradas tentativas de golpe; así como a Joao Goulart, depuesto en 1964 por el golpe que instauró la dictadura militar, el arbitrio y barrió la democracia por 20 años.

“Otra vez, hoy nos vemos delante de un riesgo de una ruptura democrática, los padrones actuales del mundo impiden la violencia física, ahora se invoca la Constitución para que el mundo de las apariencias encubra el mundo de los hechos”, señaló.

Dijo que las acusaciones en su contra son meros pretextos embasados en una retórica jurídica, apenas para derribar por medio del proceso de “impeachment” a un gobierno electo en elecciones directas.

“Son pretextos para viabilizar un golpe en la Constitución que si se viabiliza dará un gobierno usurpador, un gobierno sin mujeres, sin negros, que reveló un profundo desprecio por el programa electo por el pueblo en 2014”, enfatizó.

Agregó: “Está en juego la voluntad soberana del pueblo, los avances sociales de los últimos 13 años. Lo que está en juego es la autoestima de los brasileños”.

Sostuvo que en el presidencialismo previsto en la Constitución, no basta la pérdida de mayoría parlamentaria para separar un presidente, es necesario que haya crimen de responsabilidad, que “no lo hubo”.

“No es legítimo como dicen apartar un presidente por ‘el conjunto de la obra’, eso sólo puede hacerlo el pueblo en las urnas”, apuntó.

Caracterizó las reformas de los derechos sociales y la privatización del patrimonio público propuesta por el gobierno interino como “amenazas” a los intereses populares.

El resultado electoral de 2014 fue un golpe a las pretensiones conservadoras, dijo, recordando que los derrotados intentaron rechazar el resultado porque “querían el poder a cualquier precio e hicieron de todo para desestabilizarme a mí y a mi gobierno”.

“Hubo la afirmación de ‘cuanto peor mejor’, sin importar las consecuencias para toda la población. La posibilidad del ‘impeachment’ se convirtió en pauta central política y periodística apenas dos meses después de mi reelección”, afirmó.

Dijo que la búsqueda de reequilibrio fiscal encontró enormes dificultades en el Congreso en 2015, durante la presidencia de Eduardo Cunha en la Cámara de Diputados.

Denunció que el proceso de “impeachment” fue abierto por Cunha después de que el Partido de los Trabajadores (PT) se negara a defenderlo en el proceso contra él en el Consejo de Etica.

“Fue creado el deseado ambiente de inestabilidad política. Sin esas acciones Brasil estaría mucho mejor política, económica y fiscal. Querían aprovechar la crisis económica, porque sabían que superada sepultaría sus pretensiones de acceso al poder”, dijo.

A ellos se sumó el interés de los que querían terminar con las investigaciones anticorrupción sobre la clase política realizadas por la Operación Lava Jato (lavadero), y aseguró que su gobierno dio plena libertad para la actuación de los fiscales y la Policía Federal.

Todos saben que no se enriqueció en el ejercicio de cargos públicos y que siempre actuó con absoluta probidad, expresó.

“Estamos a un paso de la consumación de una grave ruptura institucional, de un verdadero golpe de Estado”, subrayó.

Señaló que la edición de los decretos de crédito suplementario cuestionados siguieron todas las reglas establecidas p