Cerrar [X]

Entretenimiento

Salvadoreño crea nueva música en Suiza

Guillermo Avilés

miércoles 21, febrero 2018 - 11:07 am

Su árbol familiar ha dado frutos para la música centroamericana: su abuelo fue director de la Orquesta Sinfónica de Nicaragua, y el fundador de la Orquesta Sinfónica de El Salvador (OSES), Alejandro Muñoz Ciudad Real, es su ascendente. Fotografía: cortesía

De concepción decididamente experimental, en ocasiones escrita para cine, teatro o nuevos medios artísticos, su creación a menudo está inspirado en dominios étnicos y populares. Constantemente atento por la forma y la percepción del tiempo y el espacio, procurando facilitar la expresión y la percepción de una música “habitable y humana”.

Arturo Corrales estudió música en San Salvador, Ginebra, Lugano y París. Un profesional en la creación de nueva música, cofundador de Ensemble Vortex y director de L’Orchestre des Trois-Chêne (La Orquesta de los Tres Robles).

publicidad

En honor a sus padres, se tituló en arquitectura para luego dedicarse a su pasión: la música. Sus primeros pasos fueron bajo la tutela de los guitarristas ‘mangoreanos’ Cándido Morales, Jorge Sanabria, Walter Quevedo, y los maestros compositores German Cáceres y Joseph-Karl Doetsch.

Cruzó el Atlántico persiguiendo sus sueños y se estableció en Suiza. En Ginebra y Lugano estudió composición con Eric Gaudibert, Nicolas Bolens, Michael Jarrell, Nadir Vassena; electroacústica con Rainer Boesch Luis Naón, Eric Daubresse; dirección orquestal con Giorgio Bernasconi.

Al diplomarse obtuvo mención especial, y el premio norteamericano Edmund Pendleton por el mejor diploma en 2004. Doctor en musicología de la Universidad de Ginebra, con mención honorable y elogios unánimes del jurado.

 Junto a sus actividades de compositor, interpreté y director de orquesta, Arturo Corrales enseña guitarra y es profesor de composición y análisis en el Conservatorio Popular de Ginebra.



RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.