Cerrar [X]

Economía

Salvadoreños, sin voz ni voto en la elaboración del presupuesto

Maryelos Cea

miércoles 31, enero 2018 - 11:30 am

El Gobierno salvadoreño no garantiza espacios para que los ciudadanos opinen sobre el presupuesto de la nación, señala un informe internacional. /DEM

La Encuesta de Presupuesto Abierto 2017, elaborada por la organización International Budget Partnership (IBP), deja al descubierto que los salvadoreños tienen pocos espacios para opinar sobre el proceso de elaboración y aprobación del presupuesto de la nación.

La Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde) presentó este miércoles los resultados de El Salvador en esta encuesta, con la que se elabora el Índice de Presupuesto Abierto (OBI, en inglés). La edición 2017, publicada el martes, analiza la transparencia presupuestaria en 115 países del mundo.

publicidad

LEA TAMBIÉN: Fusades critica la aprobación del presupuesto de 2018

Este análisis se basa en la transparencia, la participación pública y la vigilancia del presupuesto. Investigadores de cada país (en el caso de El Salvador son los analistas de la Funde) responden a un cuestionario de 142 preguntas sobre la disponibilidad en línea de ocho documentos clave para el proceso presupuestario y también sobre la calidad de la información contenida en ellos. Las respuestas son revisadas por otros especialistas del país y también reciben comentarios del Gobierno.


La investigación para la encuesta de 2017 inició en agosto de 2016 y concluyó en enero de este año, pero solo incluyó los eventos, actividades y avances ocurridos hasta diciembre de 2016.

En ese periodo, El Salvador obtuvo 45 puntos de 100 posibles en el área de transparencia. Esto implica que se brinda a los salvadoreños información limitada sobre el presupuesto nacional. En América Latina se ubicó como el sexto país – de 17 analizados – con el menor puntaje, superando solo a Nicaragua, Paraguay, Trinidad y Tobago, Bolivia y Venezuela.

En vigilancia del presupuesto obtuvo un puntaje de 65 porque, al menos desde el punto de vista normativo, la Asamblea Legislativa y la Corte de Cuentas de la República (CCR) proporcionan una vigilancia adecuada del presupuesto.

La calificación más baja se registró en la participación pública, donde el país obtuvo solo 6 de 100 puntos. Este resultado significa que El Salvador ofrece pocas oportunidades a sus ciudadanos para participar en el proceso presupuestario. En este pilar, el país recibió una de las peores evaluaciones del mundo y la más baja en América Latina, destacó Jaime López, investigador de la Funde.

El proceso presupuestario para 2018 recibió en los últimos días críticas de la Funde y otros tanques de pensamiento, como el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi), porque la discusión de los pormenores del plan de ingresos y gastos se realizó a puerta cerrada entre los dos principales partidos políticos, FMLN, el oficial, y ARENA, la oposición.

Estas negociaciones terminaron con un presupuesto que, pese a la prohibición de la Sala de lo Constitucionaldejó desfinanciadas partidas de gastos aumentó las transferencias a organizaciones no gubernamentales (ONG) sin que se tengan claros los criterios utilizados para elegir a estas entidades privadas que recibirán recursos de los contribuyentes.

Rommel Rodríguez, investigador del Área de Macroeconomía y Desarrollo de la Funde, señaló este martes que es importante contar con un presupuesto abierto en El Salvador para evitar que “se tomen decisiones sin debida justificación y sin rendiciones de cuentas”, así como para dar certeza del “destino efectivo del gasto y el impacto que tiene en los grupos más vulnerables”.

LE PUEDE INTERESAR: Atrasan presupuesto 2018 por asignaciones a ONG




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

El Salvador adoptará un nuevo modelo para su presupuesto

El Ministerio de Hacienda solicitará en las próximas semanas reformas legales para implementar est...

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.