Cerrar [X]

Editorial & Opinion

San Romero de América

martes 19, mayo 2015 - 9:00 am

Corría allá por 1979, cuando yo era un niño y cada domingo escuchaba las homilías de monseñor Oscar Arnulfo Romero y Galdámez. El párroco de mi pueblo, Olocuilta (La Paz), era el padre Marcial Serrano, quien un 28 de noviembre de 1980 fue asesinado por la desa-parecida Guardia Nacional. Su cuerpo nunca fue encontrado.

El padre Serrano, aprovechando que la iglesia parroquial de Olocuilta está en lo alto del centro de la ciudad, sintonizaba la radioemisora YSAX “la Voz Panamericana” y estratégicamente colocaba parlantes para que todo el pueblo escuchara el mensaje de Romero. Siendo un niño poco o nada me interesaba por su mensaje, hasta que siendo universitario me interesé por entender y comprender el contenido de sus homilías. Supe entonces que Romero era un santo y que muy a pesar de su muerte él seguía vivo en el alma del pueblo que tanto amó.

De todas sus frases hay una que en lo particular caló hondo en mí, porque siendo un llamado para los soldados de la época, su contenido sigue vivo en la actualidad. “Ningún soldado está obligado a obedecer una orden contra la Ley de Dios… Una ley inmoral nadie tiene que cumplirla”. Y es que nadie está obligado a obedecer una orden ilegal o inmoral ni a aprovecharse de su situación ventajosa para dañar a los demás. El mensaje de Romero sigue latente en nuestra realidad nacional, tal vez hoy igual o más que antes, aplicado a la corrupción y a las injusticias sociales.

publicidad

Personalmente siempre pensé que la beatificación de Romero solo era un trámite del Vaticano, pues en realidad él ya era un santo del pueblo, pues vive en la fe de quienes claman mejores condiciones de vida y quienes sienten amor por los pobres y por la justicia. Obviamente desde el sábado próximo oficialmente pasará a ser San Romero de América. San Romero debe ser el santo de la unidad, el santo del mensaje vivo, el santo que ama a los pobres y la justicia, el santo que guía por los senderos del bien común, el santo que enseña las buenas formas de conducta, el santo que ilumina la verdad y el respeto a los derechos de todos.

Y es que San Romero no es el santo de la izquierda, mucho menos el santo de la derecha, es el santo de todo aquel que quiera inspirarse en su mensaje para una mejor convivencia social. Por eso no es justo que haya personas o sectores que quieran empoderarse de su imagen y su legado y que alrededor de su santificación quieran aflorar el sentimiento de odio. San Romero es el santo del amor y el martirio por la fe. Quienes creen que Romero es un santo deben llevar a la práctica su mensaje, quienes piensan que no lo es, pues simplemente deben respetar a los demás.


A San Romero hay que verlo en su dimensión completa. Es el santo de todos y en su nombre hay que vivir para amar a la humanidad y no aprovecharse de su legado para confundir conciencias. Todos recordamos que hubo un expresidente que tomó como estandarte la figura de Romero, pero lo hizo con fines estratégicos propagandísticos, pues gobernó sin inspirarse en el legado romerista. Seguramente Romero no hubiese estado de acuerdo con que en su nombre se realizaran acciones populistas de carácter ideológico.

Los salvadoreños debemos sentirnos orgullosos de tener un santo, mártir de América, ejemplo de cómo debe ser la iglesia de Cristo. Un santo que tras su martirio resucitó con el pueblo salvadoreño. A Romero tenemos que verlo con ejemplo, como guía, como profeta y como mártir. Como el santo del amor y la unidad, no como el santo ideologizado del que algunos sectores se aprovechan para, en su nombre, despotricar contra otros.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

El crimen de Romero debe investigarse aunque sus asesinos estén muertos

La Justicia salvadoreña está en el deber de investigar el asesinato de monseñor Óscar Arnulfo Romero, …

MÁS INFORMACIÓN
Obispos salvadoreños viajarán a Roma por martirio del beato Romero

El obispo auxiliar, Gregorio Rosa Chávez, anunció que la próxima semana una delegación de 10 obispos …

MÁS INFORMACIÓN
Preparan actividades para conmemorar martirio de Monseñor Romero

El próximo 24 de marzo El Salvador conmemora 37 años del martirio del beato y mártir …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.