Cerrar [X]

Editorial & Opinion

¡Se los dijimos!

Carlos Alvarenga Arias / Abogado y MAE

jueves 24, mayo 2018 - 12:00 am

Muchas personas están tan, pero tan desencantadas de los partidos tradicionales que son capaces de votar por cualquiera, y cuando digo cualquiera me refiero a lo peor.

Y les doy la razón casi en todo, menos en la elección, porque allí es donde aplica con total sabiduría el refrán que más vale viejo conocido que viejo por conocer, y yo haría la mezcla con otro dicho para que quedara así: más vale diablo conocido que diablo por conocer.

Me gusta pensar en eso de los políticos demagogos nuevos en relación con los políticos viejos tradicionales, como esos malos mecánicos automotrices con uno nuevo. El mecánico malo pero conocido es leal y se rebusca, aunque siempre deja algún gallito, pero un mecánico nuevo te puede dejar el carro embancado e inservible.

publicidad

El político viejo sabe que las cosas deben seguir funcionando para mantener el sistema de privilegios personales y de su grupo, el político nuevo no, quiere darle fuego a todo para reinventar la nación, pero deja hecho trizas el país.

Pareciera un contrasentido que debamos apoyar un sistema de corrupción e ineptitud; un engranaje de detestable tráfico de influencias y coimas. Pero no es así, porque el sistema mismo, en el capitalismo, en el neoliberalismo, en el de libertad de mercado o la economía social de mercado, se regenera él mismo, desde sus entrañas se pule, se mejora, avanza, pero el izquierdismo latinoamericano no. Las mismas idioteces que decían en los sesenta son las mismas estupideces que dicen hoy en día, y aún después de la caída del muro de Berlín. Eso es demencia total.


La derecha ha salido victoriosa no porque sea virginal y pura, ¡ni mucho menos honesta! ¡Ja!, sino porque tiene esa capacidad que la izquierda no tiene de reinventarse, pero sobre todo, y pareciera ya cuestión de evolución darwiniana, de adaptarse a la realidad.

Y no crean que es por voluntad de Dios, o de algún dios, que sea porque el destino supremo así lo quiere, o que es designio divino, no, para nada, es que la derecha es más realista, más pragmática y, sobre todo, nada ideológica, ni doctrinaria, ni dogmática, sino que se va estudiando la realidad y la va entendiendo de tal forma que o la mejora o cambia o se acopla.

Los de izquierda no. Se aprendieron sus lecciones del sabio nefasto de Marx, de su amigo Engels, y de sus prácticos desastrosos, y se llaman comunistas, socialistas, revolucionarios, o peor aún, cubanos.

Es un asco, en verdad que es un asco.

Se conmemoraban 200 años del nacimiento de Carlos Marx, y una revista nada despreciable como, The Economist, decía que algunas cosas buenas tenía el pensamiento del judío alemán, pero había un error esencial básico: no darse cuenta de la naturaleza humana. Yo agregaría otras relacionadas al afán de lucro, a la capacidad de aprender del capitalismo de sus propios errores, etc. Lo cierto es que ese experimento humano, muy humano, pero tan desastroso, terminó, y los que se llaman comunistas, que es una nada despreciable cantidad de países que tienen más o menos el 51 % de la población mundial según el artículo, viven bajo esos regímenes fallidos.

Volviendo al punto, la historia se estudia, se entiende y no se aprende, por eso seguimos dando tumbos, caminamos como especie humana dando trompicones y, en cuestión de demagogia y populismo, en Latinoamérica no hemos aprendido nada.

Ayer me mandaron a mi red social los resultados de la última encuesta de la UCA sobre preferencias electorales y Nayib Bukele va encima del candidato arenero. Y por bastante.

Eso me dice y confirma lo que pienso: la gente está tan decepcionada de los partidos tradicionales que votarían por cualquier cosa, incluso esa cosa.

Finalmente quiero agregar: se los dijimos con el FMLN, no nos hicieron caso, y ahora sufren las consecuencias. Se los dijimos con Mauricio Funes, no nos hicieron caso, y ahora ya ven lo que fue. Se los dijimos con el chavismo, y miren cómo tienen hundida a Venezuela. ¿Qué tenemos que hacer para que no cometan el error votando por Naybi Bukele?




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.