Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Sigue la manipulación de Monseñor Romero

Dr. Mauricio E. Colorado / Abogado

lunes 27, marzo 2017 - 12:00 am

No sé a usted estimado lector, pero a quienes aprendimos desde pequeños los principios de la religión católica, nos produce incomodidad observar cómo se manipula y retuerce la verdad sobre la vida y muerte de monseñor Oscar Arnulfo Romero, quien fue asesinado algunos años antes de que El Salvador entrara en una guerra civil que produjo muchas muertes, lágrimas y tristeza en todo el territorio.

Una de las principales enseñanzas de nuestra religión, ha sido el perdón. Desde siempre, las enseñanzas de nuestro Salvador, eran perdona en lugar de véngate. Olvida, y ama a tus enemigos. Sin embargo, pese a toda una estructura y a una verdadera ideología de bondad, todavía hoy -mas de 30 años después de la violenta muerte del arzobispo- algunos resentidos sociales pretenden regresar a aquellos momentos que ocurrieron cuando muchos de quienes vivieron los hechos, ya fallecieron, y otros tantos, no habían nacido.

Lo último y lo que nos faltaba, es la petición que un grupo de fanáticos ha solicitado se vuelva a abrir el caso con el objeto de que se reinicien las investigaciones, pese a que el supuesto autor del crimen falleció hace mucho tiempo y ningún efecto práctico tendría comprobar si fue él u otro el responsable, puesto que ya no podrían meter a la cárcel a quien ya no existe. Este odio que aparece cada cierto tiempo nos recuerda aquellos tiempos en que los ingleses revivieron un caso judicial, en que condenaron a un muerto, y lo sacaron de su tumba, y lo colgaron en la horca.

publicidad

Al arzobispo Romero, sea santo declarado, o sea santo porque se encuentra en la morada de Dios, pero sin declaración oficial de la Iglesia Católica, no le afectará durante la eternidad lo que acá en el mundo terrenal se diga sobre él. Hemos visto una delegación de obispos viajando a Roma a entrevistarse con Francisco, y regresar con las cajas destempladas porque Su Santidad no comentó lo que esperaban –por lo menos no públicamente- lo que tienen previsto para la declaración final del santo. Y es que posiblemente el Papa, ha tomado conciencia de que todo esto tiene un gran sentido político, que solamente favorece a un sector de izquierda de nuestro país.

La promulgación de la amnistía que benefició a toda la nación porque produjo tranquilidad a malhechores y a toda la población por lograr el fin de la guerra, ha sido anulada, a petición de quienes no tienen la capacidad de perdonar, es decir, a quienes no siguen la norma principal de la iglesia. Hay entre ellos, personajes importantes de la compañía de Jesús, que no logran superar su trauma.


Pidamos al Altísimo que los perdone dentro de su infinita misericordia y que desistan de buscar nuevos argumentos sofisticados como las nuevas teorías de la justicia restaurativa, y otras extravagancias, que a la larga no dejan de ser intentos de lograr castigo para quienes ellos consideran “culpables” y hay que condenar, y por consiguiente privarlos de libertad. ¿Cómo podríamos creer en la imparcialidad de la intención de estos grupos, si hasta la fecha ninguno ha pedido castigo para quienes cometieron tantos secuestros, asesinatos (llamados eufemísticamente ajusticiamientos) y tantos crímenes más, en nombre de una revolución, que más que “justicia” ha producido corrupción? Como es posible que podamos creer en esos representantes de sotana que se guardan la verdad para mantener una idea falsa sobre los sucesos, para no desbaratar una realidad que les perjudica. Para muchos es vergonzoso venir a aceptar años después de ocurrido un suceso como los ocurridos en la plaza frente a  catedral en el sepelio de monseñor, de que las explosiones fueron originadas desde el interior del templo.

Posiblemente Francisco, con su natural humildad, ha conocido otra versión de la presentada oficialmente, y no desea involucrarse en una farsa. El señor lo ilumine y encuentre una solución pacificadora a esta realidad “artificial” que le han presentado. ¿Existió un Odio a la fe, o una manipulación política en el caso de monseñor?




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.