Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Socialismo y pobreza

Miércoles 11, Noviembre 2015 - 12:00 am

En el mundo hemos visto países socialistas avanzar a la riqueza, la educación, la salud, el bienestar de su población, tenemos ejemplos por excelencia como Canadá, Holanda, Islandia, Suecia, Dinamarca pero no son solo socialistas sino como apellido llevan el demócrata, lo que constituye una manera bastante diferente de ver el mundo de como lo ve el socialista, derivado de la caída del comunismo soviético y que aun y cuando se confiesa no comunista le quedaron todas las conductas totalitarias del régimen y los ideales utópicos de una conciencia colectiva inalcanzable.

El FMLN, en su convención-congreso del fin de semana anterior, trabajó durante tres días para buscar el rumbo del socialismo que busca aplicar en El Salvador y cuando albergábamos una esperanza de que salieran con el apellido demócrata lo que vimos es todo lo contrario, la decisión cayó hacia un socialismo en la ruta del Chavismo, del Castrismo y de referentes totalitarios, estatizadores, enemigo de la empresa privada (que no esté en su partido) y de la libre expresión.

Es una lástima que en lugar de bajar la polarización el FMLN se vuelva a casar con los ideales Chavistas y sus discursos de “oligarquía” “reparto de riqueza” y la “lucha de clases” para tratar de conseguir una “hegemonía” política partidaria, que desmonte la democracia y destruya los principios del estado, derecho Constitucional para pasar a un estado de derecho pro gubernamental eterno, digo esto porque el Banco Mundial ya señaló que la polarización es lo que no nos permite avanzar y lograr acuerdos de nación, y en la práctica no permite a la empresa privada y al gobierno sentarse a la mesa a proyectar la solución de vida para los seis millones de salvadoreños que continúan haciéndose pobres cada día.

publicidad

Según los datos multidimensionales y los datos de la encuesta de ingresos, la pobreza va en aumento; solo en 2014 unos 60 mil salvadoreños pasaron al rango de pobreza en El Salvador; la falta de empleo, la falta de educación y la falta de oportunidades a largo plazo siguen siendo el problema de una economía que también se va reduciendo poco a poco y que en lugar de aumentar su actividad la disminuye.

Si la pobreza va a en aumento y el país se ha endeudado por más de $15 mil millones de dólares lo menos que podemos pensar es que lo hecho hasta hoy (incluyendo los gobiernos de derecha) no está dando resultado, pues la finalidad de todo gobierno debe ser el bienestar de su gente y por hoy repito 60 mil nuevos pobres engrosaron las estadísticas, solo cinco mil salvadoreños lograron en el último año un empleo formal y más de 350 mil jóvenes están en el limbo de no estudiar, no trabajar y prácticamente hacen nada.

El FMLN creo que se equivoca al consolidarse como partido socialista marxista chavista; en la última elección logró la presidencia por solo seis mil votos dudosos (por lo menos así lo dijo su contrincante) porque si algo tiene claro el salvadoreño es que si bien sabe que necesita cambios, mejoras y soluciones, tampoco quiere dictadores, abusadores y nuevos ricos a costillas de los impuestos que paga el pobre, que sigue siendo pobre y así como van las cosas se mantendrá pobre para largo. El rumbo que el socialismo del FMLN quiere, uno criollo, salvadoreño, pero a la semejanza cubana y venezolana, ya tiene seis años de avance y los resultados, repito, muestran aumento en pobreza, violencia, migración, desempleo y endeudamiento.

Por otro lado, ARENA también se equivoca si cree que la manera de enfrentar las decisiones del FMLN es con la consolidación de la derecha anticomunista, esta polarización solo le da ventaja al crimen, al oportunista y a los “otros partidos” que aprovecha a sacar su jugoso negocio de aprobar leyes sin discusión.

Estamos frente a la realidad, no nueva, pero por lo menos ya sabemos que el FMLN no será un partido social demócrata, que no está por el socialismo progresista sino por concentrar poder, amalgamar fortuna partidaria y consolidar sus mandos bajo sus también viejos discursos, esto por lo menos garantiza no esperar lo que no se puede ni pretender lo que no se dará para el ciudadano, en otras palabras: más de lo mismo.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.

Simple Share Buttons