Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Tres tendencias de RSE a seguir en 2017

Juan Marco Álvarez / Director Asesor del CEDES. Twitter: @jmagreen

viernes 10, febrero 2017 - 12:00 am

No es ninguna sorpresa que la RSE está evolucionando de una actividad aislada hacia una prioridad estratégica dentro de las empresas grandes, medianas y hasta pequeñas.  Recientemente hemos visto como las grandes multinacionales aglutinadas en el Consejo Mundial Empresarial para el Desarrollo Sostenible (WBCSD), se han movilizado más allá de sus zonas de confort liderando temas de preocupación global como el cambio climático, la conservación de los bosques, la pobreza, el acceso al agua potable y la promoción de los derechos humanos. Muchas empresas progresistas, incluyendo varias en Centro América, ya están alineando sus operaciones y negocios con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

¿Pero qué nos trae el 2017 en esta temática? Hace un par de semanas tuve la oportunidad de escuchar un conversatorio de varios expertos en sostenibilidad corporativa, como Tim Mohin, del Global Reporting Inititiative (GRI), Andrew Winston, columnista del Harvard Business Review, y Trisa Thompson, Directora de Responsabilidad Corporativa de DELL, entre otros.

Les comparto mi selección de las tres tendencias que más me llamaron la atención: 1) Empresas intensifican su papel como defensoras y solucionadoras de problemas que atañen a los Gobiernos. Muchos de los expertos consideran que el sector privado se comprometerá más agresivamente con temas y retos que trascienden las mismas fronteras de las compañías. Otro experto predijo que las empresas se convertirán en voces más proactivas y tomarán acciones en apoyo a la equidad, de manera interna y con las comunidades afectadas por sus operaciones. Y por supuesto, se vislumbra a más empresas brindar apoyo a Naciones Unidas en el cumplimiento de los ODS, mapeando los Objetivos con sus propias operaciones y valores. Al respecto, las empresas colaborarán más de cerca con los gobiernos y las ONGs a la vez que identifican oportunidades de negocio en el largo plazo, para generar valor e impacto social.

publicidad

2) El cambio de “responsabilidad social empresarial” hacia “impacto social”. El dilema sobre qué terminología utilizar para los programas de RSE ha sido una constante. ¿Impacto? ¿Sostenibilidad? ¿Responsabilidad? Una experta en el foro predijo un cambio hacia “impacto”, pues el marco tradicional de la RSE está comenzando a dar paso a departamentos y altos ejecutivos con títulos como “Impacto Social”, y se espera que la tendencia se acelere en el 2017. Este cambio en la terminología refleja un consenso creciente de que el motor clave de los programas de RSE de las empresas no debería ser un estándar genérico de responsabilidad, como la ISO 26001, o proyectos de compensación por efectos negativos percibidos, sino más bien un impacto notable, medible y positivo en términos humanos, ambientales, sociales y financieros.

3) Mayor inversión en acercar a consumidores y empleados. No es ningún secreto que los consumidores y los empleados prefieren comprar productos y trabajar para empresas con programas robustos de responsabilidad social y ambiental. Pero conseguir que los clientes conozcan los programas de RSE y que tomen decisiones de compra que apoyen esos programas no es fácil. Tampoco lo es el asegurar que los empleados conozcan a cabalidad los programas de RSE de su empresa. Con el fin de incorporar la sostenibilidad dentro de una marca, se sugiere comunicar historias inspiradoras y con propósito. Se necesita contar historias que toquen el corazón de los clientes para provocar la decisión de compra. Lo mismo aplica a los empleados. Se requiere que primero internalicen el mensaje de la sostenibilidad, pero éste tiene que ser llamativo y estar alineado con sus propios valores.


Las empresas más respetadas del mundo se están focalizando en hacer un trabajo significativo y medible en sus comunidades, pero también en contar historias convincentes y diversas sobre quiénes son, qué hacen, y por qué el “impacto social” es fundamental para su identidad. También están aprovechando medios innovadores como la realidad virtual, incluso en supermercados, para aumentar la empatía y la comprensión de sus empleados, clientes y otros grupos de interés. Al final está claro que un informe o reporte de actividades de RSE no hará la diferencia para las empresas, pero sí lo hará el comunicar historias que impacten.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Los problemas que aquejan a la región

Cuando pregunto a mis alumnos ¿Cuántos países tiene Centro América?, algunos me mencionan hasta siete, incluyendo …

MÁS INFORMACIÓN
Un santo para el mundo

Un Santo, para la Iglesia católica, es el reconocimiento que se le hace a una persona …

MÁS INFORMACIÓN
Carlos Calleja gobernará cercano a la gente

Las campañas electorales son instrumentos legitimadores del poder político, en ellas se escuchan mensajes, propuestas y …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.

Los comentarios están cerrados.