Cerrar [X]

Editorial & Opinion

TSE el reto de un evento electoral puro

Dr. Mauricio Eduardo Colorado / Abogado

lunes 25, septiembre 2017 - 12:00 am

Un nuevo reto electoral tendremos en marzo del año próximo, en ocasión de escoger a los diputados y alcaldes que representarán al pueblo por los próximos tres años. Como ocurre siempre, los ánimos se caldean, y los políticos aprovechan para hacer sus promesas buscando las preferencias de los electores, para –en caso de tener la aprobación de los votantes- cumplir con las mejores expectativas en beneficio propio, olvidándose de lo prometido.

Es necesario señalar que uno de los principales responsables del evento, inicia el proceso con una modalidad violatoria de la ley expresa que manda entonar el himno nacional con la mano derecha sobre el corazón, y sin embargo, irrespetando la voluntad ciudadana expresada claramente, él, se cubre el corazón con la mano izquierda ¿Fanatismo, ignorancia, rebeldía? No lo sabemos, pero que desentona, sí es una verdad meridiana.

El segundo gran problema es la costumbre generalizada de irrespetar los plazos para hacer propaganda electoral que señala la Constitución. Desde ahora vemos personajes en campaña electoral inclusive para las elecciones de presidente, que serán en 2019, todo lo cual se realiza – a ciencia y paciencia del TSE- con la infantil excusa de que no se está pidiendo el voto.

publicidad

Desde luego, no cualquiera puede desarrollar tan costosas campañas y por tanto tiempo, ya que todo el aparato de tales “campañas” implican un enorme gasto que elimina a cualquier ciudadano que carezca de recursos económicos suficientes. Reconocemos que muchos de los aspirantes a los cargos públicos en disputa, pueden tener cualidades que los votantes no conocen y que es necesario darlas a conocer, pero también es necesario respetar la Constitución, que manda que la propaganda sea de cuatro meses para las elecciones de presidente, dos meses para la elecciones de diputados y un mes para las elecciones de Alcalde. (art. 81 CN).

El argumento de no pedir el voto es un invento de políticos de poca monta, que lamentablemente para El Salvador, se han apropiado ilegítimamente del poder público, y hacen del espíritu de la ley, jirones y andrajos que nos tienen en un caos permanente, y a unos metros de un estado fallido, en donde el crimen organizado tiene un control inimaginable, al que cada vez es mas difícil superar.


Como prueba de lo anteriormente afirmado veremos a corto plazo si la Sala de lo Constitucional es reelecta, lo mismo que el señor Fiscal General de la República. Sustentamos lo afirmado con los hechos que comprueban que las cosas no andan bien en nuestro país: un expresidente vive asilado en Nicaragua, otro preso en Mariona, y un ex Fiscal General  en el mismo lugar. Varios ex jueces en fuga, y grandes empresarios con órdenes de captura pendientes de ejecutarse.

Otro elemento importante que juega en este evento que se avecina es el hecho que no prevé un conteo rápido de votos, bajo el pretexto que no hay recursos económicos para contratar a la empresa especializada que daría un resultado rápido y seguro. Con eso regresamos a los tiempos en que después de la votación, se arreglaban los números para modificar los resultados.

Stalin dijo que quien cuenta los votos, es el verdadero elector de funcionarios. Simplemente intolerable. También es importante señalar que la actualización del padrón electoral es de importancia capital para evitar el fraude. Y por último es necesario explicar en qué consiste ese oscuro proyecto de nacionalizar a doscientos mil nicaragüense, con derecho a votar, y con ello alterar los resultados reales de la voluntad de los salvadoreños.

El TSE, debe asegurar una votación pura que genere credibilidad y prestigio a la autoridad electoral. De no lograr ese objetivo estamos ante una grave amenaza que nos pone en un riesgo de regresar a otra guerra, o a un nuevo golpe de estado, que instaure una nueva dictadura. Dios salve a El Salvador.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.