Cerrar [X]

Buenos Días

Un buen ejemplo de reinserción de los reos

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

viernes 19, enero 2018 - 12:00 am

Al fin llega una buena noticia desde los penales del país: la dirección de Centros Penales permitió que docenas de reos del programa Yo Cambio repararan miles de pupitres de las escuelas públicas del país.

Según un comunicado del Ministerio de Educación, se ha invertido un millón de dólares en la reparación de más de 86 mil pupitres en 333 centros educativos. Otros reos trabajan reparando paredes, techos y cañerías de otros centros escolares. Esto es algo muy positivo porque estos hombres, que han cometido delitos y buscan reinsertarse a la sociedad, benefician a las escuelas con su trabajo.

El país necesita mucho más programas así y estoy seguro que hay muchos reos que buscan reconvertirse en seres productivos para poder vivir honrada y dignamente al concluir sus penas y no volver a delinquir.

publicidad

Además, las escuelas necesitan mucho apoyo para mejorar su infraestructura. Hay centros escolares que dan vergüenza y que pasan años sin que se reparen, especialmente en las zonas rurales del país.

Hay otras labores productivas y aportes donde la mano de obra de los reos en proceso de reinserción pueden ser útiles a la sociedad y ellos mismos: reparación de carreteras, obras de mitigación en casos de desastres naturales, trabajos agrícolas, etc.


A menudo, las autoridades presentan como un logro la cantidad de reos que tiene el sistema  penitenciario salvadoreño, pero eso debería ser una vergüenza para la sociedad. El número de reos se acerca al número de maestros que tiene nuestro sistema público y claramente supera el número de médicos que tenemos en todo El Salvador. Penoso.

Programas como el Yo Cambio deben multiplicarse para que las prisiones dejen de ser escuelas de postgrado del crimen organizado, como ha sido en el pasado reciente.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.