Cerrar [X]

Buenos Días

Un estudio que no debe quedar en el olvido

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

viernes 4, mayo 2018 - 12:00 am

Hace unos días vi en una calle de la capital a un joven de no más de 25 años, convertido en un anciano decrépito por su adicción a las drogas. Lo conocía desde su adolescencia, le vi varias facetas como estudiante de un instituto público, con su uniforme escolar. Luego lo vi en las calles pidiendo en los semáforos y su rostro empezó a deteriorarse. Es horrible cómo un ser humano se va destruyendo. Siempre le cuento a mis hijos y a sus amigos los casos extremos que he visto por el consumo excesivo de alcohol y sustancias psicotrópicas. Ese quizás es el más espeluznante de todos los que he visto.

La primera cerveza que me tomé en mi vida fue el último viernes de mi último grado de bachillerato. Nunca fumé ni probé drogas. Pero obviamente era algo que estaba a la mano como en cualquiera de nuestras generaciones. Mis padres siempre me hablaron claro acerca del alcohol, el tabaco y las drogas y sus terribles consecuencias. Casos como el del joven que les cuento no dependen de la clase social, hay en todas.

Lamentablemente, el consumo de alcohol sigue conquistando a los escolares desde el séptimo grado hasta bachillerato, decía ayer un estudio de la Comisión Nacional Antidrogas (CNA). También se ha triplicado el uso de la marihuana y se ha duplicado el de la cocaína. Preocupante.

publicidad

Al igual que en el tema de la educación sexual, parte del problema es que no se habla claro a los jóvenes. Todavía les resulta gracioso a algunos adultos emborrachar adolescentes, venderles el licor o comprárselos porque es prohibido que ellos lo hagan. No puede ser. Mucho menos con la droga o el tabaco que destruye tan lentamente la vida.

Ese estudio de la CNA debería estar en manos de todos los profesores del país y empezar a concientizar sobre sus consecuencias. Que no quede en el olvido.





RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.