Cerrar [X]

Conectados

Un hallazgo en Argentina lleva a los expertos a repensar la evolución

EFE

jueves 5, enero 2017 - 5:47 pm

El hallazgo de unos tomatillos fosilizados en Argentina, cuya antigüedad se calcula en unos 52 millones de años, lleva a los expertos a repensar la evolución de las solanáceas, una familia de plantas a la que pertenecen cultivos como las patatas y los pimientos.

Según una investigación publicada esta semana en la revista Science, los fósiles demuestran que esta familia “es considerablemente más antigua de lo que se pensaba”, según explicó a Efe Peter Wilf, uno de los expertos que trabajó en el estudio.

De hecho, se creía que el grupo de los tomatillos a los que pertenecen los fósiles, ubicado bien atrás en el árbol evolutivo de esta familia de plantas, tenía apenas unos 10 millones de años.

publicidad

“Se pensaba que la familia entera de las solanáceas tenía unos 30 millones de años, pero basándonos en estos nuevos fósiles, debe ser considerablemente mayor, al menos tan antigua como los últimos dinosaurios”, añadió Wilf, quien es profesor en la Universidad Estatal de Pensilvania.

Actualmente, hay más de 2.400 especies de solanáceas, una familia con una importancia “tremenda”, tanto para el campo científico como para la economía y la cultura: no solo incluye especies como los tomates o las patatas, sino que también es fuente de compuestos farmacéuticos.


Hasta ahora no había frutos, flores u hojas fósiles de esta familia, por lo que faltaba “evidencia física básica” para conocer cómo y dónde había evolucionado.

Los únicos fósiles de solanáceas que se habían encontrado hasta ahora consistían en pequeñas semillas y madera, que solo podían ser asignados a la familia en su totalidad y no a un género en particular.

“Eso era como encontrar pelaje. Eso dice que tienes un mamífero, pero puede no decirte si tienes un alce o un jaguar”, puntualizó Wilf.

En cambio, los fósiles hallados en Argentina pudieron ser asignados a una parte del árbol evolutivo de la familia e incluso a un género actual, el physalis, al que pertenecen los tomatillos.

Eso fue posible porque, a diferencia de los otros ejemplares, los nuevos fósiles están preservados “en una forma increíble”, con muchos detalles que “nadie imaginó” que podían fosilizarse, como el cáliz y la baya interior que este posee.

Para Wilf, el lugar en el que estos fósiles fueron encontrados es tan importante como su edad, pues a excepción del ejemplar de madera, los dos especímenes nuevos son los primeros hallados en el hemisferio sur.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Maduro le manda mensaje en inglés al “señor Trum”

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, no sabe hablar inglés, pero eso no fue impedimento para …

MÁS INFORMACIÓN
Abren Centros de Defensoría para mexicanos en EE.UU.

El Consulado General de México en Miami inauguró hoy un Centro de Defensoría para los mexicanos …

MÁS INFORMACIÓN
ASI premia a textilera Rayones de El Salvador

La empresa cumplió 54 años de trayectoria en la industria salvadoreña. ...

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.