Cerrar [X]

Buenos Días

Un laberinto de regulaciones y trámites

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

martes 24, octubre 2017 - 12:00 am

El director ejecutivo del Organismo de Mejora Regulatoria (OMR), Jaime Campos, decía ayer que El Salvador padece de una excesiva regulación y considera que es el país de la región centroamericana donde abrir una empresa resulta más caro.

“Hay una suerte de laberinto de regulaciones, una excesiva regulación”, dijo Campos. Los empresarios que buscan invertir en el país lo saben y más cuando se trata de permisos de construcción, o autorizaciones ambientales. La discrecionalidad en el Gobierno es demasiada y lejos de mejorar, ha venido empeorando con los años.

La embajadora de Estados Unidos, Jean Manes, dijo hace unos días una frase parecida que define bien las cosas: “Tramitología: una palabra que aprendí en El Salvador. Cada reducción de un trámite innecesario reduce la corrupción y mejora la competitividad”.

publicidad

Campos explicaba que abrir una empresa en El Salvador tiene un costo de $1,603.58, mientras en Nicaragua se requieren $1,319.20 y en Honduras es de $932.97.

Pero no es solo el costo, es la discrecionalidad de los funcionarios que muchas veces creen que le están haciendo un favor al usuario. Y no hablo de los altos funcionarios, hablo de empleados que han pasado años haciendo lo mismo y no ha habido jefes que puedan corregirlos.


No sirve de nada que altos funcionarios hablen de atraer inversiones y generar empleo si los empleados de las instituciones donde se hacen esos trámites, hacen exactamente todo lo contrario y crean problemas a los inversionistas. Lamentablemente, muchos de esos empleados lo hacen porque no están entrenados para ese trabajo y han sido colocados por afinidades partidarias o familiares.

Si el país quiere captar inversiones y generar empleos, debe acabar con este laberinto.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.