Cerrar [X]

Política

Un precedente importante: la institucionalidad se respeta

viernes 1, mayo 2015 - 12:06 am

ILUSTRACIÓN DEM/ ATILA

ILUSTRACIÓN DEM/ ATILA

El presidente Salvador Sánchez Cerén salió ayer a poner orden en su partido y en la institucionalidad del país. En un tono firme, pero mesurado, el mandatario criticó a la Sala de lo Constitucional por su fallo sobre los diputados de San Salvador; señaló a los magistrados de no pensar más allá de criterios jurídicos; llamó al Tribunal Supremo Electoral a acelerar el recuento y acompañó la decisión legislativa de no instalarse plenamente hasta que los 24 diputados en cuestión estén firmes.

Las expresiones del gobernante fueron duras contra la Sala, pero marcaron un precedente importante en el desarrollo democrático del país: la institucionalidad se respeta, los fallos se respetan, por mucho que no le gusten a un presidente, a un partido o a un Órgano de Estado.

publicidad

El jefe de Gobierno dijo que respeta “el hecho de que la Sala de lo Constitucional tiene su propio criterio jurídico para la adopción de sus decisiones, aunque desde la opinión de mi Gobierno, éstas no siempre ven y no ponderan el entorno país; responsabilidad que considero corresponde a todos los órganos del Estado y asumo por compromiso con la estabilidad y gobernabilidad que costó tanto sacrificio construir desde la firma de los Acuerdos de Paz”.

Citando el artículo 168 de la Constitución, que dice que son atribuciones y obligaciones del Presidente de la República cumplir y hacer cumplir la Constitución, además de procurar la armonía social, y conservar la paz y tranquilidad interiores”, Sánchez convocó a todos los partidos políticos con representación legislativa para buscar “una pronta solución a la crisis surgida, e intercambiar y analizar los efectos y repercusiones del curso de cumplimiento de la referida resolución, respaldando el compromiso y responsabilidad asumidos por todos los partidos, en su decisión de preservar y fortalecer las instituciones democráticas del país, y de esta manera construir un clima de certeza y confianza en el espacio de un diálogo constructivo”.


Sánchez Cerén marcó así el respeto a la institucionalidad, más allá de sus criterios personales y las presiones de su instituto político, poniendo fin a un evidente pulso entre los dirigentes más extremistas de su partido y los más institucionalistas.

Voces como las de la diputada Jackeline Rivera, que apareció la misma noche del martes diciendo que el FMLN desacataría la resolución o de la jefa de fracción, Norma Guevara, expresando que no se pronunciaría al respecto, empezaron a sonar con fuerza. Luego, el mismo coordinador Medardo Gonzalez pareció ir en el mismo tono. Incluso, el magistrado del TSE, Ulises Rivas, a quien se le suele identificar como alineado al partido oficial, le dijo a los diputados que asumieran, desconociendo el fallo constitucional.

Pero la mañana del miércoles empezaron a sonar voces más sensatas que, aunque criticaban a la Sala por su sentencia, dejaban claro que había que acatar.  Inició el diputado Rolando Mata que descalificaría a Rivera diciendo que era una opinión personal. Luego, el vicepresidente Óscar Ortiz y el secretario de comunicaciones, Eugenio Chicas, mantendrían la crítica pero subrayando el respeto institucional. Por la noche, el secretario técnico, Roberto Lorenzana, aparecía en un programa televisivo y después de su fuerte crítica a los magistrados de la Sala de lo Constitucional, dejó claro que no solo había que acatar sino que la posibilidad de una destitución de los magistrados estaba fuera de discusión.

Tras el discurso del presidente, quedó claro que el sector más institucionalista del FMLN se impuso sobre los más radicales.

Pero además, el discurso de Sánchez Cerén dejó otro tema en evidencia: el atraso ocasionado por la lentitud del Tribunal Supremo Electoral requirió la intervención ejecutiva ofreciendo recursos. Con ello, el Ejecutivo reconoce los atrasos del TSE, ampliamente criticados por toda la sociedad civil.

Poco después, y por arte de magia, el mismo magistrado del TSE que había hablado del plazo del 21 de mayo, decía que a inicios de la próxima semana, todo quedará terminado. La crisis no ocurrió porque la institucionalidad funcionó. El Estado de Derecho prevaleció respetando esa institucionalidad y hay que reconocer el peso del presidente en esto.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

FMLN acusa a la Sala de alterar equilibrio del TSE

El FMLN rechazó este lunes la resolución de la Sala de lo Constitucional en la que …

MÁS INFORMACIÓN
Fiscal general presenta a Asamblea propuesta de reformas penales

  El fiscal general Douglas Meléndez presentó este jueves una propuesta a la Asamblea Legislativa en donde …

MÁS INFORMACIÓN
EE.UU. condiciona ayuda a lucha contra la corrupción

El 50 % de los $750 millones para los países del Triángulo Norte estará condicionada a los pasos ...

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.