Cerrar [X]

Buenos Días

Un presidente que siempre respondió las preguntas

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

lunes 16, octubre 2017 - 12:00 am

Mucho se ha dicho y escrito sobre el recién fallecido expresidente Armando Calderón Sol, a quien conocí en sus días de candidato presidencial y luego traté como periodista tanto durante su mandato como después del mismo.

Creo que desde que se instauró la democracia en 1983, no ha habido un presidente tan accesible a los medios de comunicación como Armando Calderón Sol. No recuerdo una pregunta que no respondiera por muy complicada e incómoda que fuera. También, sabía tratar a la gente fuera de las cámaras, interesarse genuinamente por las personas y mantener los pies sobre la tierra, consciente que el poder era efímero.

Los periodistas hasta nos saltábamos los jardines para interceptarlo con nuestras preguntas y lejos de huir por la puerta de atrás, solía calmar a los crispados escoltas del Estado Mayor Presidencial, para poder atendernos.

publicidad

Él estaba consciente que los periodistas no éramos sus amigos y podíamos meterlo en problemas con nuestras preguntas, pero jamás nos vio como enemigos y mucho menos nos insultó, como alguno de sus sucesores lo ha hecho.

Le pregunté, recién terminado su mandato, qué era lo más difícil de haber dejado la presidencia, y me respondió: “volver a la vida normal”. Me contó, con una simpática anécdota, cómo se había afeitado la mañana siguiente a dejar el cargo y manejar su propio vehículo. Me dijo que eso le dio “una inexplicable sensación de libertad”.


Solía escribirle por correo electrónico para pedirle sus opiniones sobre temas nacionales y concretar entrevistas. Revisé mi correo y encontré la última, de noviembre de 2016 que se excusaba de darme la entrevista por razones de salud, pero terminaba así: “gracias por acordarse de este su amigo enfermo”. Descanse en paz don Armando.

 




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.