Cerrar [X]

Editorial

Una deportación que da una pésima señal

miércoles 22, julio 2015 - 12:00 am

Un grupo de disidentes cubanos, invitados a un evento de la “Comunidad de las Democracias”, organizado y auspiciado por la Cancillería salvadoreña, es retenido en el Aeropuerto Óscar Arnulfo Romero y se ordena su deportación bajo contradictorias explicaciones entre las autoridades.

La desafortunada medida parece dirigida a complacer al régimen cubano y cerrar las puertas a los visitantes extranjeros cuya corriente de pensamiento no coincida con el partido que ocupa actualmente el Ejecutivo salvadoreño. Lamentable. Intolerable para un país que se precia de llamarse “democrático”.

Estos acontecimientos ponen al gobierno salvadoreño en una dramática sintonía con regímenes represivos y ha hecho deslucir un evento en el que “participarán delegaciones y panelistas internacionales, sociedad civil, grupos de jóvenes, legisladores y funcionarios, quienes discutirán sobre el fortalecimiento de la democracia, el desarrollo sostenible y la promoción de la cultura de paz”, según un comunicado de cancillería.

publicidad

El evento lo opaca totalmente esta manera de tratar a los opositores del régimen cubano y contrasta notablemente con el trato de “invitados especiales” recibido por cinco exespías del gobierno cubano en Estados Unidos.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.