Cerrar [X]

Editorial

Una justicia que sane heridas no que las reabra

Alvaro Cruz

viernes 28, octubre 2016 - 12:00 am

EDITORIALEl dolor que muchos salvadoreños sufrieron en la guerra no tiene y nunca tendrá reparación. El dolor de perder un ser querido, el dolor de un secuestro o un atentado tienen una dimensión profunda en la mente y el corazón de las víctimas.

Con la declatoria de la inconstitucionalidad de la ley de amnistía, han empezado a aparecer voces que quieren iniciar procesos judiciales contra los protagonistas del conflicto armado y aunque eso puede ser comprensible desde el punto de vista de las víctimas, podría ser sumamente contraproducente para el país. El temor es que sobresalga una cadena de venganzas interminables que nos desconcentren todavía más por el próximo cuarto de siglo y pretendiendo solucionar el pasado, terminemos destruyendo aún más nuestras esperanzas de un futuro mejor.

Hay que actuar con sensatez en los temas del conflicto armado. Sin duda, todas las víctimas, de todos los bandos, merecen justicia, pero sobre todo merecen conocer la verdad y en ese sentido, hay que crear un método de justicia restaurativa que sane heridas y no que reabra las ya existentes.

publicidad

Ningún país civilizado ha resurgido de sus conflictos con una cadena de venganzas, al contrario, han buscado vías institucionales de reconciliación que han fortalecido la paz y sentado las bases de su desarrollo.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.