Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Una oportunidad para la oposición

Roberto Meza / Colaborador

viernes 8, junio 2018 - 12:00 am

En los nueve años que llevan gobernando nunca estuvo tan mal el FMLN. Las encuestas lo dan muy por debajo del Partido ARENA, mientras Sánchez Cerén bate el récord de impopularidad de los presidentes frentistas, lo hemos observado todos al escuchar su discurso sobre los cuatro años de Gobierno. Esos datos, en vísperas del año electoral, indican que la oposición tiene gran oportunidad para desalojar a la izquierda del gobierno.

Saber aprovecharla es la clave de la cuestión. Hay que capitalizar la decadencia del partido gobernante sumando puntos para la oposición. Con un 40 % de indecisos, porcentaje sin precedentes en nuestro país, sobra campo fértil para captar voluntades. Aunque no hay recetas milagrosas para ganar elecciones, es claro que de aquí en adelante convendría tener una mejor y mayor presencia en los medios.

Este es un buen momento para expresar con contundencia que, entre otras cosas, los salvadoreños no podemos seguir viviendo en medio de la actual inseguridad. Hay que incriminar al gobierno por su pésima gestión ante la delincuencia. Quizás haya que hacerlo proponiendo alternativas, un nuevo sistema policial que meta miedo en el cuerpo de los delincuentes con la idea de que todo delito será investigado y penado bajo un lema: el que la hace la paga. Es decir, terminar con la sensación de impunidad que los gobiernos de izquierda, con sus ingenuas concepciones, le transmitieron al hampa.

publicidad

Algo similar correspondería hacer en otros rubros como la economía y la educación. Hay que difundir con mayor profundidad la política económica a ejecutar por la oposición, así como darle más visibilidad a quienes serían los encargados de aplicarla. Lo mismo debería hacerse con la educación, en particular con la situación de la PAES cuyo fracaso rompe la esperanza y condiciona el futuro del país.

Otro capítulo importante es San Salvador. Previo a las últimas elecciones municipales, se organizó mejor la oposición, lo que permitió a candidatos opositores ganar en algunos municipios relevantes. Es hora de definir si esa idea se conservará. En cualquier caso mejorar la capital es indispensable. Asimismo no podemos ignorar la mediocre política exterior que reconoce las elecciones venezolanas para asimilarnos a Cuba, Bolivia y Nicaragua, cuando otros países de izquierda como Uruguay y Ecuador, guardan prudente silencio, mostrándonos lo que deberíamos hacer ante semejante atropello.


El año próximo la ciudadanía votará a quienes demuestren capacidad de arremeter contra los delincuentes, pilotear la economía con mano firme y plantar cara a los desbordes sindicales. La oposición tiene esa clase de gente. Lo que hay que impedir es que triunfe otra vez la inercia del voto frentista, el temor al cambio y la fuerza de la maquinaria del gobierno con su nutrido coro clientelista.

Nadie dice que hacer todo eso desde la oposición sea tarea fácil, pero como nunca antes las encuestas nos revelan que el Frente está expuesto a la derrota, por lo que este es el momento de avanzar.

Son muchos los que no soportan la idea de un tercer gobierno del Frente. Lo reflejan las encuestas y el mal humor de la gente con un gobierno que no da pie con bola.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.