Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Una vez más, la persistencia del diálogo

Eugenio Chicas / Diputado del FMLN al Parlacen

martes 12, junio 2018 - 12:00 am

¡Por fin! La unánime aprobación legislativa del crédito para la construcción del nuevo hospital Rosales, después de más de dos años de dura pelea y de brutal bloqueo de la oposición de derecha, es un éxito más de la administración del presidente Sánchez Cerén y de la lucha de sectores populares, sociales y progresistas que mantuvieron la bandera en alto, conscientes de la importancia de este proyecto.

Cuando muchos daban por perdida esta causa, se materializa la posibilidad de cumplir con esta importante promesa de dignidad y sobrevivencia para los más humildes de nuestro país; este hospital es una pieza fundamental en la estrategia de salud pública nacional, que solo durante los gobiernos del cambio ha contado con una verdadera estrategia comprometida con las mayorías más necesitadas. El Hospital Nacional Rosales desde sus orígenes fue más un producto de la generosidad y altruismo de personas de buen corazón que del empeño de gobiernos en épocas pasadas.

Cuenta la historia que fue el exitoso y próspero banquero Don José Rosales Herrador quien a los sesenta y cuatro años, en vista de no contar con prole alguna a quien heredar, acompañándole únicamente su esposa y aquejado por sus dolencias y previendo un fatal desenlace, testó como beneficiario único a favor del proyecto de construcción del hospital nacional.

publicidad

Rosales Herrador se había desempeñado entre otros cargos públicos como tercer designado a la presidencia, nominación que le permitió un fugaz desempeño de cinco días de ejercicio de gobierno, entregándole el poder al general Francisco Menéndez un 22 de junio de 1885. Su deceso llegó un 6 de abril de 1891 y tres días después se colocó la primera piedra de lo que sería el hospital que Don José nunca alcanzó a ver, pero que lleva su nombre en honor a su generosidad. Once años después termina aquella obra que fue inaugurada el 13 de julio de 1902.

Este crédito del Banco Interamericano de Desarrollo por 170 millones de dólares mejorará la salud de la población,  fortalece la provisión de servicios integrados de toda la red de salud pública y hospitalaria, elevando la calidad y eficiencia de atención para prevenir y disminuir la tasa de mortalidad en adultos por hipertensión, cáncer, mortalidad materna y otras dolencias crónicas; permitirá además la implementación del expediente único clínico electrónico.


El nuevo hospital Rosales será un centro de alta complejidad, con una inversión de 80 millones de dólares, de los cuales se invertirán 58.5 millones en construcción y 19.5 millones en equipamiento, más 2.5 millones para la contratación de nuevo personal calificado. Esta magna obra contará con tres nuevas torres de atención: hospitalización, emergencia y consulta externa, ubicadas en los espacios que actualmente ocupa el laboratorio Max Bloch; otra en el edificio que fuera de “Especialidades del ISSS”; y el tercero donde fue el Hospital de Maternidad.

Está proyectado para 712 camas, una nueva Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), 67 consultorios y 25 quirófanos. La torre de hospitalización contará con 504 camas, distribuidas en habitaciones para cuatro y seis pacientes, 24 cuartos individuales para pacientes que necesitan ser aislados por enfermedades infectocontagiosas; 36 camas en UCI y 14 para Cuidados Intermedios.

La torre de emergencias albergará 184 camas, esto incluye espacios específicos para pacientes aislados y otros de medicina nuclear, nefrología y cardiología. En su primer nivel funcionará la unidad de emergencias con cuatro quirófanos ubicados en los dos siguientes pisos superiores.

La torre de consulta externa contará con 67 consultorios médicos de diagnóstico y tratamiento para atender 29 tipos de diferentes especialidades, dos salas de espera general para 180 personas, 30 salas de espera para 300 personas distribuidas con toda comodidad y un centro de cirugía mayor ambulatoria con cuatro quirófanos. El espacio que hoy ocupa el viejo hospital será remodelado y se proyecta para el funcionamiento administrativo y un centro especializado en docencia.

El segundo hospital a construir que cubre el préstamo será el de la región norte, ubicado en la inmediación de Apopa y Nejapa, con una inversión de 27.8 millones, este servicio vendrá a descongestionar al Hospital Nacional General “Dr. Juan José Fernández”, Zacamil, mejorando sensiblemente la atención de urbes como Apopa, Nejapa, Quezaltepeque. Los habitantes más beneficiados serán de la región norte de la capital.

No hay caminos fáciles para el desarrollo, toda idea por nueva o mesiánica que parezca debe ser sometida al riguroso escrutinio público del debate en el que demuestre el cómo y  de dónde hacer. Solo el proyecto que genere confianza para continuar la ruta del diálogo como mecanismo para alcanzar efectivos acuerdos de país, con la potencia de profundizar la agenda social, hacer significativos cambios estructurales que estimulen la productividad y el empleo, adosados a una reforma tributaria que provea de recursos suficientes para el desarrollo bajo una transparente y eficiente administración pública, será quien merezca el favor del voto de los salvadoreños.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.