Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Urge apoyar industria farmacéutica

Editorial & Opinion | Diario El Mundo

Miércoles 1, Julio 2015 | 12:00 am

Quien ya pase de los sesenta recordará, como antes, en las farmacias llamadas boticas, siempre había un señor entendido en química, conocido  por “idóneo” o “boticario”, quien se encargaba de preparar los medicamentos, según las recetas que escribían a mano los galenos de antaño. Vaciando el líquido de un botellón, tomando unos gramos de polvo por allá, agregando unas cucharadas de otras aguas, mezclaban todo para fabricar un “santo remedio” para toses, diarreas, fiebres y hasta “granazones” de la piel. Es decir, desde tiempos pasados, hemos contado con personas acuciosas y muy inteligentes en eso de inventar medicamentos, como don Chico Gámez, allá por Nueva Guadalupe (San Miguel), que creó y patentó el famoso “Papel Cincuenta”, una excelente panacea en tiempos de epidemias gripales.

Por esas cosas de la vida, desde joven mantengo una amistad invariable y fraterna con muchos profesionales como Víctor Silhy, Mario Ancalmo y muchos más que lograron hacer de la química farmacéutica un bastión industrial de categoría, ganando distinciones internacionales por su calidad curativa y que han permitido al país contar con medicamentos elaborados científicamente, generando divisas y  muchísimos empleos. Sus productos son apreciados a nivel interno y en los demás países de la región, alcanzando respetables volúmenes de ventas, excepto…a nivel del actual Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (Minsal). De hecho, tal como lo dijeron directivos de la entidad que aglutina a los químicos farmacéuticos, Inquifar, las adquisiciones, en los últimos seis años, para el sistema hospitalario salvadoreño apenas cubren el 20% de la producción y tiende a bajar, dándose preferencia a medicamentos extranjeros, especialmente cubanos, cuya calidad y efectividad curativas desconocemos, pues falta un informe confiable de la Dirección Nacional de Medicamentos (DNM), cuyo titular parece que se ha convertido en “todólogo” (nueva categoría profesional inventada por la diputada Lorena Peña), pues ahora también se mete a supervisar ventiladores y refrigeradores que se utilizan en hospitales privados.

Es lamentable que la utilización de medicamentos salvadoreños, reconocidos por su efectividad curativa, calidad de producción, observancia higiénica en su fabricación, etc. no sean adquiridos como sería de esperarse por nuestras autoridades de Salud, una situación que comenzó a darse desde hace seis años aproximadamente, con una disminución gradual indetenible, que Inquifar podría anunciar que el Minsal ya no le compra ni siquiera un lote de acetaminofén para los pacientes de la red hospitalaria nacional. Suena paradójico, pues mientras el vicepresidente de la República, Óscar Ortiz, dice que se apoya a los industriales del país, otros funcionarios desprotegen a quienes, pese a las dificultades internas, siguen firmes en mantener  un sector productivo que ha ganado lauros en otras latitudes. Para colmo, el  titular de la DNM ya adelantó criterio: “Un tercio de laboratorios tiene calidad, otro tercio necesita mejorar y otro tercio…debe ser cerrado”. ¿De dónde saca esas medidas proporcionales en cuanto a Inquifar? Ya suena al cierre de muchos laboratorios farmacéuticos para favorecer… ¿fabricantes cubanos?

publicidad

Sugerimos a la ministra de Salud, Dra. Violeta Menjívar, a su equipo de asesores, al mismo presidente Sánchez Cerén, detener esa reducción de adquisiciones y dar mayor apoyo a la industria farmacéutica nacional. Ya no existen idóneos en las boticas de Nueva Trinidad o Arcatao, sino profesionales trabajando en laboratorios de primera calidad, que producen medicamentos según estándares internacionales reconocidos y aceptados mundialmente. Esperamos se atienda nuestro llamado.



RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras,
de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.

Simple Share Buttons