Cerrar [X]

Blog

miércoles 18, noviembre 2015 | 2:56 pm

Durante la semana anterior pude observar en diferentes calles y avenidas de nuestro país como en los vehiculos muchos niños y niñas viajan al interior de los éstos sin silla de seguridad para niños o en su defecto cinturón de seguridad, y hasta jugando con el parabrisas trasero dando la espalda al conductor. Este aspecto como otros no se encuentran regulados en el reglamento general de tránsito salvadoreño; y cuando nos paran en un retén en uno de los aspectos donde los agentes de la PNC no tienen atribución legal para sancionar; los riesgos que se corren los padres de familia o conductores son altisimos. A continución encontrará observaciones y recomendaciones de por que se debe de erradicar esta mala práctica.

Premisa fundamental del artículo:   Los menores hasta los 4 años de edad deben usar silla de seguridad. Sin excepción.

Existen tres tipos básicos de sillas de seguridad para niños:

  • Para bebes hasta 20 libras
  • La segunda es hasta los tres años
  • De cuatro años en adelante.

 

Se recomienda hasta los ocho años de edad como mínimo con una estatura de 1.45 metros recomendación de la APP-Academia estadounidense de pediatría

 

•    Nunca adquiera una silla de seguridad usada como las que usualmente venden en varios almacenes de usados en nuestra capital o que haya participado en una    colisión, ya que podría estar dañada estructuralmente.

       La Instalación de la silla es básico, y que sea la adecuada para su vehículo

   El sistema de Anclajes Inferiores y Correas de Sujeción para Niños (LATCH en inglés) normalmente facilita la instalación del asiento del bebé en el auto.

       La APP asegura que los accidentes automovilísticos son la primera causa de muerte de los niños mayores de 4 años. Asimismo, se señala que los menores de 2 años de edad, que viajan en asientos orientados hacia la parte de atrás del auto, tienen 75 por ciento menos de posibilidades de fallecer o de resultar heridos en caso de un accidente automovilístico.

•    Evite que las correas de los cinturones de la silla queden torcidas cuando siente a su niño. No coloque las correas detrás de la espalda ni debajo del brazo, pueden causar daño en un accidente.

•    El menor debe quedar bien apretado a la silla, debe caber un dedo entre la correa y el pecho.

•    Un niño NUNCA debe ser dejado sin observación en una silla de seguridad.

•    Los niños deben ser transportados en el asiento trasero del vehículo, atrás del copiloto, ya que permitirá acceder a él con mayor facilidad, tanto visual como físicamente.

•    Lo fundamental es que el niño, hasta que pese al menos veinte libras o cumpla un año de edad, debe quedar mirando hacia la parte trasera del auto.

Así se reduce el riesgo de lesión de columna cervical en caso de accidente.

•    No viaje con niños en brazos. Ya que el 75% de los accidentes en El Salvador ocurren en tramos o trayectos cortos, a una velocidad promedio de 50 kilómetros por hora, sumado a ello, la tendencia instintiva al momento de un choque es abrir los brazos para frenar el impacto, que en el caso de llevar a un menor en los brazos como copiloto, será soltado al instante.

•    No comparta el cinturón de seguridad con el niño. El uso compartido, niño sobre el adulto, está descrito como la posición más peligrosa del cinturón de seguridad, y provoca severos daños. El adulto aplasta al niño contra el cinturón

realizando un efecto cuchillo.

•    Evite transportar niños en la parte posterior de las camionetas o baúl ya que estas zonas están preparadas para absorber energía en caso de impacto trasero.

•    Evite transportar objetos contundentes sueltos al interior del vehículo. En caso de accidentes estos elementos se transforman en verdaderos “proyectiles”.

•    Use USTED siempre su cinturón de seguridad. Los niños aprenden con el ejemplo.