Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Vergüenza nacional que sugiere cambio

Dr. Mauricio Eduardo Colorado / Abogado

lunes 19, marzo 2018 - 12:00 am

Se acerca la semana santa y con ello, las festividades en honor al padecimiento de nuestro señor Jesucristo al ser martirizado en la crucifixión, por los motivos políticos, al creer que el enviado de Dios, llegaba a tomar el poder político de la región del medio oriente, y en consecuencia, para evitar dicho evento, se le mando la pena de muerte tan cruel, como al peor de los criminales. Tales sucesos, hace mas de dos mil años, repercuten en nuestra época, con las vacaciones que se decretan en conmemoración de la religiosidad, pero aprovechadas por tradición, y convertidas en vacaciones poco menos que paganas, en una fiesta con poca solemnidad, espiritual, y mucha liberalidad.

Tan es así, que el INDES, entidad encargada de estimular y desarrollar los deportes en El Salvador, programa para la época, torneos relativos al futbol de playa, aprovechando que los vacacionistas invaden por una semana de vacación, las playas de nuestro país a disfrutar de los momentos que en tales lugares ofrecen. En ese contexto, el ambiente y la temporada ofrecen el prospecto de que el gobierno promueva actividades para que nuestro país desarrolle deportes acordes a la época, y refleje con países amigos geográficamente cercanos, campeonatos que produzcan esparcimiento sano en la población. Llegado a este punto, quienes observamos lo que sucede en el día a día, nos enteramos de cosas relativamente increíbles, que nos hacen aparecer como países sub desarrollados, del tercer o cuarto mundo, o como nos llamaron recientemente “shithole”.

Me estoy refiriendo a la falta de pago de los salarios del equipo de la selección de futbol de playa, que según informes de prensa, no reciben su salario desde hace tres meses (una soberana barbaridad que no tiene justificación)y que motiva a que los jugadores, mejor regresen a sus lugares de trabajo a ganarse la vida en sus trabajos tradicionales, aunque ganen poco, y con gran esfuerzo, pero necesario para el sustento de su familia. Ante tan negativa circunstancia, a los salvadoreños no nos importa que funcionario lleva la responsabilidad sobre este asunto.

publicidad

No nos interesa si es el Ministro de Hacienda o el presidente del INDES, o algún funcionario o empleado de segundo o tercer nivel, lo importante es que a esta gente humilde no se les cancela lo que se les debe, y semejante afrenta debe ser corregida, y eliminada en el futuro. (Después aparecen los “ay y las sorpresas en los resultados electorales y nadie tiene respuestas sobre los resultados adversos, porque estas situaciones se repiten con frecuencia, como el pago de los zapatos y uniformes escolares, o la falta de medicinas en los hospitales).

Para muchos, estas situaciones irregulares, nos dibujan nacional e internacionalmente, como países informales en los que no se puede confiar ya que no ofrecen seguridad en el cumplimiento de convenios, mucho menos en cumplimiento de convenios de inversión extranjera, porque nadie quiere invertir en un país que no le asegura que su inversión tiene garantías de ser una buena inversión.


El 4 de marzo pasado fotografió a un El Salvador en crisis que grita solicitando un cambio de políticas y de políticos, pero pareciera que existe una sordera oficial al respecto. El caso del atraso del pago de salarios a los jugadores del futbol de playa, es una muestra de que la crisis no solo toca las políticas de alto nivel.

Creemos  que nuestro país debería tener niveles básicos de políticas financieras y económicas, comunes a cualquier ideología politizada, de manera que sea cual sea el partido que gobierne, los niveles de productividad no se reduzcan de determinados límites que garanticen un nivel de vida mínimo a toda la población. Esa responsabilidad la tienen todas las ideologías y es obligación de ellas dar los pasos para asegurar el bienestar de todo un pueblo. En realidad, tenemos poco más de un año, hacer movimientos de gobierno, o escoger otro grupo que gobierne de otra manera.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.