Cerrar [X]

Internacionales

Volvían de despedida soltera cuando se estrelló el jet privado en el que viajaban

AFP

martes 13, marzo 2018 - 10:23 am

Un avión privado turco con 11 personas a bordo se estrelló el pasado 11 de marzo en Irán cuando regresaba a Estambul con la hija de un prominente empresario y un grupo de amigas que volvían de Emiratos Árabes Unidos donde festejaron una despedida de soltera.

Las autoridades turcas e iraníes informaron que el aparato viabaja con ocho pasajeros y tres miembros de la tripulación cuando se estrelló en el sur de Irán mientras volaba de Sharjah a Estambul.

La tripulación, incluidas las dos pilotos, eran todas mujeres, indicaron los medios en Turquía.

publicidad

Según la prensa turca, entre los ocho pasajeros figuraba Mina Basaran, la hija de 28 años de un importante hombre de negocios turco, y sus siete amigas que habían viajado por unos días a Emiratos Árabes Unidos a festejar su próxima boda.

Por el momento se desconocen las causas del accidente, ocurrido en una región montañosa, muy remota, en el sur Irán, indicaron autoridades turcas e iraníes.


El Bombardier Challenger 604 privado pertenecía a la compañía del padre de Mina, Huseyin Basaran. El empresario es dueño de un grupo que lleva su apellido, con negocios en el sector energético, de construcción y turístico. También es propietario de varios hoteles.

Un día antes del accidente, las ocho amigas subieron a las redes sociales fotos de ellas sonriendo y relajadas en un hotel de Dubai, donde la futura novia, con una bata de spa blanca, posó con sus amigas, vestidas con batas rosa y lentes de sol.

Mina Basaran se había comprometido en octubre pasado y viajó a los Emiratos Árabes para celebrar su despedida de soltera, precisaron los medios de su país. La joven había pasado a integrar el consejo directivo del grupo empresarial de su padre en 2013, según la misma fuente.

– Zona remota –

En Irán, la televisión estatal indicó que el aparato se estrelló en una zona montañosa de la provincia de Chahar Mahall Bajtiari, a más de 400 km al sur de Teherán.

El accidente ocurrió a las 18H45 locales (15H15 GMT), informó la agencia oficial iraní.

El avión desapareció de los radares después “que la piloto pidió bajar de altitud”, declaró un responsable de la Organización de la Aviación Civil Iraní (OIAC), citado por la agencia Tasnim.

Según el diario Hurriyet, la comandante del aparato era una expiloto de avión caza del ejército turco.

De su lado, el jefe de operaciones de rescate de la Cruz Roja iraní, Morteza Salimi, declaró que “dos helicópteros” serían enviados “para buscar restos del avión y los cuerpos”. De esta manera descartó que haya sobrevivientes.

De acuerdo a medios iraníes, el domingo se enviaron equipos de rescate por vía terrestre pero el avión cayó en una zona relativamente aislada en la región del monte Helen, una zona natural protegida en las montañas de Zagros.

Fue precisamente en estas montañas Zagros y durante una tormenta de nieve, donde el 18 de febrero se estrelló un avión de la compañía Aseman Airlines con 66 personas a bordo, y dos días después los socorristas encontraron los restos del aparato. Pero es tan dificultoso el acceso a esta zona que aún continúan las operaciones para bajar los cuerpos de ese siniestro.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.