Cerrar [X]

Buenos Días

Yamileth, el nombre de la violencia

Álvaro Cruz Rojas / Editor Jefe

lunes 27, marzo 2017 - 12:00 am

Muchas veces veo fotografías que no puedo soportar. Los fotoperiodistas toman imágenes crudas de lo que sucede en nuestras calles y es nuestro trabajo escoger aquellas que podemos publicar, con base a la dignidad de las víctimas y el respeto a nuestros lectores.

La semana pasada circuló una fotografía de una niña de siete años y su hermana mayor de 21, según la PNC, supuestas víctimas de una pandilla. A mí la fotografía me impresionó muchísimo y me sorprendió aún más la frialdad con que el tema terminó siendo trivializado por una diputada en la Asamblea porque “no sabían el nombre”.

Además de las dos víctimas, una bebé de dos meses desapareció, hija de la mujer de 21, expareja de un pandillero, con quien la había procreado. La PNC, en un ejemplar operativo, logró recuperar a la bebé el sábado.

publicidad

Yamileth García y su hermana Diana Lizbeth se llamaban las víctimas, pero el problema no es que tengan o no tengan nombres, sino cómo perdimos la sensibilidad hacia el dolor de los demás, hacia esta violencia horrible. Tomando la distancia de los casos, a mucha gente parece que le dolió más la muerte del hipopótamo Gustavito que los de la decena de asesinatos que se registran a diario.

Yo comprendo que se pida un minuto de silencio por las víctimas anónimas de la violencia, por una imagen conmovedora como esa, pero no entiendo por qué necesitan saber un nombre y un apellido para una condena.


A veces los diputados más extremistas, en sus ofuscaciones políticas, no se dan cuenta cómo atropellan la sensibilidad de un pueblo, de las víctimas de la violencia, cómo se alejan de su compromiso personal con una sociedad que quiere soluciones y respuestas, por intentar imponer su ego sobre los demás, aunque abandonen sus propias causas.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.