Cerrar [X]

Nacionales

675 menores y jóvenes huyeron de sus casas por violencia

Iliana Cornejo

miércoles 20, junio 2018 - 12:00 am

Una generación sin retorno es el título de un informe de Cristosal que señala al menos a 675 niños, niñas, adolescentes y jóvenes, hasta 25 años de edad, que fueron obligados a dejar sus hogares por violencia, entre enero del 2016 y marzo de 2018.

La estadística señala que solo en 2016, unos 251 fueron desplazados de sus lugares de origen y el siguiente año, el fenómeno aumentó a 360. Este año, solo en tres meses Cristosal ha atendido a 64 niños, niñas, adolescentes y jóvenes en condición de desplazamiento forzado.

El estudio revela que de los 675 menores de edad y jóvenes desplazados, 367 fueron víctimas directas, es decir, el 54.4 %. En orden de riesgo, los jóvenes entre 18 y 25 años están en primer lugar, en segundo los niños entre 0 y 11 años y en tercero los adolescentes, entre 12 y 17 años.

publicidad

“Es importante señalar que las familias con niñas, niños y adolescentes no recurren a las instancias del Estado encargadas de asistir a la niñez y adolescencia salvadoreño, esta anuencia puede responder a la falta de confianza de la población o al desconocimiento sobre los servicios que éstas otorgan o que operadores públicos han planteado a las víctimas que esa institución no es competente para asumir el caso, y ni siquiera registran la denuncia”, dice el estudio.

Generación sin estudios


Una de las consecuencias directas del desarraigo al hogar  es la deserción escolar. De las 226 familias que registraron menores y jóvenes desplazados por violencia, el informe dice que 279 estaban estudiando antes de que ocurrieran los hechos de violencia y de éstos, el 57 % abandonó sus estudios. Los casos se agravan al descubrir que el 43 % de ellos no pudo seguir estudiando. Según los casos registrados, los más afectados son los menores entre 0 y 11 años de edad.

El año pasado, el Ministerio de Educación registró que 12,221 niños, niñas y adolescentes dejaron la escuela por la inseguridad. El 27.6 % dejó la escuela por la delincuencia y el 4.1% por desplazamiento forzado.

Según los casos que Cristosal ha tratado y dado seguimiento, hay una gran cantidad de familias con menores y jóvenes que han expresado su deseo de abandonar el país, pero no especifican cuál sería su destino; de hecho, el 56.4 % no lo hace.

“Esto refleja que más que el destino, en la mitad de los casos impera el deseo y la necesidad urgente de irse y salvaguardar sus vidas y su integridad”, dice el informe.

Los menores han dicho que quieren irse para Estados Unidos, Costa Rica, Guatemala, México y Honduras.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

Piden a Asamblea cumplir fallo sobre desplazados

Los abogados de la organización no gubernamental Cristosal expusieron ayer ante diputados de la Comisión de …

MÁS INFORMACIÓN
Capres sin remitir anteproyecto de ley para atender a víctimas

Cristosal presentó, el 23 de agosto, un anteproyecto que busca atender a víctimas de desplazamien...

MÁS INFORMACIÓN
209 menores huyeron de sus casas: Cristosal

Recomiendan crear programas dirigidos a niños, víctimas del desplazamiento forzado por violencia. ...

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.