Editorial & Opinion

A una semana del cambio

Mauricio E. Colorado / Abogado

sábado 25, mayo 2019 - 12:00 am

Prácticamente, estamos a una semana del cambio de gobierno y el panorama no deja de ser en cierta forma indeciso, indefinido, y hasta cierto grado, confuso. Muchos están llegando a tener la impresión de que el actual gobierno –por las razones que sean y que pueden ser muchas– desea dejar complicaciones al nuevo gobernante, quien militó en sus filas con la pretensión de ser postulado como candidato por ese partido para la presidencia en las elecciones del 3 de febrero.

Al negársele tal pretensión, las cosas se calentaron en dicho partido, hasta que se produjo la expulsión del ahora presidente electo, quien, ante tal situación, maniobró de tal forma y con habilidad su aspiración de llegar al ejecutivo, y el resultado ha sido que dentro de una semana –si todo sigue su curso normal– tomará las riendas del poder.

Sin embargo, lo que en otras épocas debería ser una transición normal, en nuestro país genera alguna preocupación, debido a las señales mostradas por el ya casi gobernante en lo poco tradicional en relación con los cambios de gobierno anteriores.

publicidad

Se han designado algunas personas para algunos cargos ministeriales que de alguna forma han sorprendido, por lo menos a los políticos de turno, porque hasta ahora no se han tomado en cuenta a miembros del partido que lo colocó en la presidencia, sino más bien a disidentes del instituto en el que militó hasta su expulsión.

Por otro lado, ha declarado verbalmente, por lo menos, una gran afinidad con el gran país del norte, al grado de visitarlo en varias ocasiones, con la intención de fortalecer relaciones y, al mismo tiempo, desconocer a los gobiernos que se contraponen a esa política estadounidense, como son los de Venezuela, Cuba y Nicaragua, adicionando a Honduras, con el riesgo de trastocar el equilibrio geográfico centroamericano que representan Honduras y Nicaragua.


Es de notar que en el grupo colaborador del presidente que llega el 1 de junio, resalta el elemento femenino, pues hasta el momento se conocen titulares importantes de dicho sexo, que esperamos se desempeñen con éxito en tan delicadas e importantes funciones, y que no importando su desenvolvimiento en el pasado, su futuro sea beneficioso a la población.

Lo más importante que los ciudadanos esperan del nuevo gobierno tal vez sea una actividad responsable y honesta, limpia de corrupción, y que no defraude a quienes los llevaron al gobierno, y tampoco a quienes no votaron por ellos. El nuevo gobierno debe tener conciencia plena que debe gobernar para todos los habitantes del país, y favorecer a todos. Ya hemos tenido suficiente corrupción como para tener más de lo mismo.

Las frases “devuelvan lo robado” y otras que cobraron vigencia en la campaña electoral y motivaron el triunfo en buena parte en favor el nuevo presidente, no deben cobrar vigencia al final del quinquenio que hoy se inicia. De todas maneras, el aparato estatal está conformado de muchos otros organismos que, entre todos, forman el gobierno, y dentro de los cuales el Órgano Ejecutivo es solamente una parte.

De igual forma, el nuevo gobernante debe tener presente en todo momento que él es solamente un mandatario del Soberano que es el pueblo salvadoreño, a quien se debe, y que nadie puede estar por encima de la ley. La ley primaria de la República es la Constitución, y ésta debe respetarse y cumplirse. Si el gobernante y sus colaboradores se ciñen a lo que manda la ley, las cosas caminarán en el sentido correcto. Si alguien pretende ser superior a lo prescrito por la ley, vendrán los problemas y los inconvenientes.

En todo caso, esperamos que el nuevo gobierno funcione como un equipo, en el cual circulen las opiniones y se respeten. Si el gobierno que sale ha procurado empañar y complicar al que entra, es necesario desenmascararlo, y enfrentarlo con la ley en la mano. Tuvieron su oportunidad. Si no la aprovecharon fue su culpa. Ahora le toca al nuevo gobierno. Esperamos no desperdicie estos cinco años venideros.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.