Cerrar [X]

Deportes

Argentinos heridos en su orgullo por River-Boca en Madrid por la Libertadores

AFP

viernes 30, noviembre 2018 - 1:40 pm

Los futboleros argentinos viven como un despojo y humillación que la final Boca Juniors-River Plate por la Copa Libertadores se juegue en el Santiago Bernabéu de Madrid, justo en la tierra de los colonizadores de América, tras los incidentes en el Monumental.

Las redes sociales estallaron con memes cuando la Conmebol eligió el jueves a España como sede del suspendido partido de vuelta. Es tendencia el rebautizo del torneo como “Copa Conquistadores de América”.

En un mensaje en las redes, la aficionada Karen Torres subió una imagen trucada de uno de los famosos cuadros que ilustran el momento en el que Cristóbal Colón inicia la conquista. En vez de una bandera, espada o crucifijo lleva en alto la Libertadores.

publicidad

“Es como si no se pudiera bailar tango. Estamos destruyendo al fútbol. No quiero violentos ni dirigentes cómplices. No nos pueden robar el River-Boca”, opinó el entrenador de Huracán, Gustavo Alfaro.

El país estaba pendiente de su ‘partido del siglo’, el mayor superclásico de todos los tiempos. Pero el 24 de noviembre, el autobús con el plantel ‘xeneize’ fue atacado a pedradas por hinchas violentos al doblar en una esquina a cuatro calles del estadio ‘millonario’. La ida había terminado 2-2, sin incidentes en la Bombonera.


– Gas pimienta a granel –

La policía arrojó gas pimienta para dispersar y afectó a los jugadores. El capitán de Boca, Pablo Pérez, sufrió lesiones en el ojo izquierdo. Los futboleros expresaron simplemente sus sentimientos: “Vergüenza, tristeza, desolación”. El domingo 25, nueva suspensión.

De pronto, el club de la Ribera se plantó: pidió los puntos y la Copa. Ambas hinchadas consideran que es una forma de revancha por la eliminación en octavos de final de la Copa en 2015, cuando fanáticos boquenses arrojaron gas pimienta a jugadores de River en la manga de regreso a la cancha en la Bombonera con el resultado 0-0. La Conmebol le dio los puntos a River que había ganado 1-0 la ida.

El conflicto entró en un laberinto jurídico. River dijo que la culpa del ataque fue una grave falla de seguridad policial y que se debía jugar en el Monumental. La Conmebol no le dio la razón a ninguno de los dos y le pasó la pelota a Real Madrid, que aceptó el desafío de la sede.

“¿Por qué se acepta tan livianamente que este partido no se juegue en la Argentina? Esto que se están robando es el fútbol argentino. Y a las que castigaron son a las 60.000 personas que esperaron”, en el Monumental, reflexionó el analista Alejandro Wall en el portal web Tiempo Argentino.

El diario deportivo Olé dijo que “perdió River, perdió Boca, perdió el país la posibilidad de vivir una fiesta y perdimos los hinchas: nos quitaron la ilusión, las ganas, el entusiasmo”.

“El fútbol está de luto”, escribió Alan de 32 años, en las redes y subió la foto de una pelota desinflada con un lazo negro de duelo.

Como siempre, terció el legendario Diego Maradona: “Si la familia de un hincha quiere ver el partido ¿cómo paga para llevarla a Madrid?”.

Pero ya aparecen los que tienen el dinero. El embajador en España, Ramón Puerta, le dijo al canal TyC Sports que “dos compañías aéreas vendieron todos sus pasajes en tres horas”. No se sabe aún el precio de los tickets de ingreso al estadio, que podría ser de 100 a 300 dólares.

– Se han roto corazones –

¿Viajarán los barrabravas? Por la violencia en el fútbol argentino murieron 305 personas en los últimos 50 años. Actúan al amparo de los dirigentes de los clubes y de policías deshonestos con los que comparten negocios. La gente los ve como una lacra.

El exjugador y ensayista sociológico Jorge Valdano admitió: “Sería sorprendente que no llegaran en buen número, de parte de ambos clubes”. Un horror de exportación.

El argentino DT de Real Madrid, Santiago Solari, dijo que “es un honor dar un buen cierre a una final tan complicada”. Pero lamentó “las causas que trajeron el partido a un océano de distancia. Se han roto corazones”.

Olé reflejó la impotencia popular: “La final en Madrid es una patada en el alma a todos los hinchas de fútbol de la Argentina. Que se juegue en Madrid suena lindo, pero para el marketing, lindo para el negocio global de la pelota, lindo para quitarle la identidad a un juego que debía jugarse en la húmeda, caótica y bien nuestra Buenos Aires”.

Si esto no es una herida en el orgullo ¿qué puede serlo? No es la hora de ineptos o violentos. Es la hora de los conquistadores de América.

Como diría Maradona, la pelota se manchó.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

La final en Madrid es una “tremenda vergüenza”, dice el presidente de River

La final de la Copa Libertadores en Madrid se recordará "como la tremenda vergüenza del fútbol …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.