Política

Asamblea intentará frenar alza de plazas

Gerson Chávez

viernes 1, noviembre 2019 - 12:03 am

Actualmente cuando un diputado concluye funciones, el personal que trabajó para él es reasignado en la fracción legislativa y los nuevos diputados también piden su personal, lo cual eleva el número de empleados. la propuesta de reforma al RIAL plantea declarar personal de confianza a los empleados que un diputado lleva a trabajar y que se retire cuando el legislador concluye su periodo de funciones.

La junta directiva saliente de la Asamblea Legislativa propuso reformas a los artículos 35 y 147 del Reglamento Interior de la Asamblea Legislativa (RIAL) para regular las contrataciones de empleados que hacen los diputados de cada fracción legislativa.

La propuesta de reforma fue enviada ayer a la Comisión Política y tiene las firmas de los directivos de Alianza Republicana Nacionalista (Arena), Partido de Concertación Nacional (PCN) y Partido Demócrata Cristiano (PDC): Norman Quijano, Alberto Romero, Mario Marroquín, Serafín Orantes, Francisco Merino y Rodolfo Parker.

publicidad

Marroquín explicó que la idea es dejar establecido que los empleados que contrata un diputado al inicio de su gestión son de confianza y, por tanto, sus plazas cesarán cuando también finalicen las funciones del legislador.

Por lo tanto, según Marroquín, la reforma pretende dejar establecido que los empleados que contrata un diputado al inicio de su gestión son de confianza y, como tales, sus plazas cesarán cuando finalicen  también las funciones del legislador.


Así, la reforma obligaría a que cuando un diputado concluya sus funciones también “se lleve” a su personal de confianza, contribuyendo a no aumentar la cantidad de empleados en los grupos parlamentarios.

Explicó cómo crece el personal en el órgano legislativo: “Cuando viene un diputado nuevo, él también quiere que se le contrate su personal de confianza. El problema se da cuando ya se ha contratado personal de un diputado que se va; pero el empleado pone amparos y las cámaras resuelven a su favor y, por eso, el número de empleados va creciendo más y más”, dijo.

El legislador cree que esta reforma generaría un impacto positivo en las finanzas de la Asamblea Legisaltiva.

La propuesta de reforma para regular la contratación de empleados en las fracciones legislativas surge en el proceso de transición entre la presidencia de la Asamblea Legislativa, dirigida hasta ayer por Norman Quijano e  iniciada este 1 de noviembre por el diputado Mario Ponce.

Quijano ha acusado públicamente a los partidos PCN y Gana de haber sobrepasado el techo presupuestario de las contrataciones en sus fracciones legislativas.

El aumento en las plazas fue uno de los argumentos que esgrimió el presidente de Arena, Gustavo López, para tratar de romper el Protocolo de Entendimiento que otorgaba la presidencia de la Asamblea al diputado pecenista.

Hará propuesta

El diputado Mario Ponce, quien desde hoy asume la presidencia de la Asamblea Legislativa, ya conoce la propuesta de reforma. Ayer anunció que la revisará y, sin dar detalles, adelantó que presentará su propuesta para “impactar positivamente las finanzas de la Asamblea Legislativa”.

“Ya tenemos una propuesta y te la voy a contar, a vos te voy a dar la primicia”, prometió.

La contratación de empleados para las fracciones legislativas generó polémica al inicio de esta semana, luego de que el diputado Quijano se desvinculara del aumento de 702 plazas desde mayo de 2018. Argumentó que él no tiene control sobre las contrataciones que hacen los grupos parlamentarios y que solo acata las peticiones de contratación que hace cada bancada partidaria.

Diario El Mundo publicó que, de esas 702 plazas, Arena contrató 275; el FMLN, 97; Gana, 108; el PCN,132; el PDC, 66; Cambio Democrático, 14;  y el diputado no partidario, Leonardo Bonilla, 10 contrataciones. De 2013 a 2018, el gasto en remuneraciones en la Asamblea Legislativa pasó de $37.6 a $52.3 millones.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.