Cerrar [X]

Deportes

Cadista narra su emotiva historia con el “Mágico” González

Por: Alicia Cervera

jueves 12, julio 2018 - 5:57 pm

Alicia Cervera.

Desde muy pequeña, siempre estuve muy vinculada al Cádiz Club de Fútbol. Mi padre, Francisco Cervera, fue secretario general y gerente en la época de Manuel de Irigoyen, esos maravillosos años del equipo amarillo en Primera División y él siempre me supo transmitir el amor incondicional que se siente por este club. Digamos que no tuve más remedio que quererlo, caí en las redes del cadismo, ese que te atrapa nada más llegar a Carranza y que te hace sentir la persona más feliz del mundo cuando vistes su camiseta.

En una de las innumerables visitas que hice a los entrenos del Cádiz cuando no tenía ni 9 años conocí a Jorge González Barillas. Nada más verle, comprendí que tenía algo especial. De sus botas nacía siempre algo sorprendente, increíble, mágico, nunca sabías por dónde iba a salir (como en la vida misma, porque el Mago, como solía decir mi padre, es “único e irrepetible”).

publicidad

Recuerdo ir un día a uno de esos entrenamientos en Carranza con mi primo Sergio. Yo solía ponerme a jugar con él a lo que solemos llamar una limi (partidillo), a veces me tocaba de portera y, otras, de jugadora de campo. Teníamos una pelota blandita, porque mi madre ponía el grito en el cielo cuando jugaba con balones de reglamento, ya que llegaba con algún que otro moratón de más, así que mi padre nos llevaba una de plástico.

Estábamos justo en la zona de Fondo Sur, el campo hacía ahí un semicírculo, y no molestábamos a la plantilla en su trabajo. Una vez terminó el entreno, Jorge se acercó a nosotros y nos preguntó qué tal. Cogió nuestra pelota y se puso a hacer malabares con ella sin dejarla caer. Me quedé parada sin saber qué hacer. Solo podía pensar que mi ídolo, el mejor jugador que jamás había visto en el campo, estaba tocando mi pelota…


Me quedé tan impresionada que ni me moví cuando me hizo una vaselina y marcó en mi pequeña portería hecha con dos botellas de agua. Él sonreía… Como siempre, porque es su actitud ante la vida, disfrutar, reír y hacer felices a quienes le rodean con ese talento natural que siempre ha tenido.

Jorge Mágico González es el mejor futbolista que veré en mi vida. Y he visto muchos, muchísimos. He visto a Cruyff, Maradona, Messi, Cristiano, Neymar, unos talentos increíbles, cada uno con sus cualidades, pero ninguno de ellos hace magia. Ninguno”
Alicia Cervera
Periodista y aficionada cadista

Mi padre lo admiraba y también lo sufría. “Ay el Mago la que nos ha hecho hoy”, solía lamentar cuando tenía que soportar el enésimo enfado de David Vidal con alguna cosa que hubiera hecho o dejado de hacer Jorge. Como profesional era indomable: llegaba tarde a los entrenamientos, se quedaba dormido en el vestuario, salía casi todas las noches… Pero es lo que tienen los genios, no necesitan acatar normas, sólo transgredirlas para seguir aumentando su estrella.

Jorge Mágico González es el mejor futbolista que veré en mi vida. Y he visto muchos, muchísimos. He visto a Cruyff, Maradona, Messi, Cristiano, Neymar, unos talentos increíbles, cada uno con sus cualidades, pero ninguno de ellos hace magia. Ninguno. Él será siempre el que no fue a más porque no quiso. El que se hizo leyenda en un club modesto, el que aún hoy acapara el corazón de muchos aficionados cadistas por lo afortunados que nos hizo sentir.

Que vuelva a Cádiz para mí es una sorpresa. No le considero uno de los principales mitos del cadismo, se me ocurren muchas personas que lo son. Él es un mito del fútbol mundial que jugó en el Cádiz y, esto, nos hace sentir aún más especiales de lo que somos. Mágico nunca fue de nadie, es él mismo. Ama el Cádiz y el Cádiz le ama a él, porque siempre será una unión indisoluble. Nunca quiso irse a otro equipo: “¿Dónde voy a estar mejor que aquí Manolo?” le solía decir al presidente. Y era cierto. No soñó con grandes montantes de dinero, ni con vestir de Adidas ni con hacer el último anuncio de Mahou…

Jorge González Barillas es para mí un recuerdo imborrable de mi infancia cadista. Conocerle como persona fue un lujo y verle en el campo, siempre fue, es y será PURA MAGIA.

Alicia en el Carranza junto al “Mágico” antes de un partido. Su madre no la dejó vestirse de futbolista porque decía que eso era para niños.

Francisco Cervera, padre de Alicia que fue gerente del Cádiz en la época de Manuel de Irigoyen, posa junto a Jorge González.

Fotografía del Mágico con dedicatoria “para Alicia con mucha simpatía”. Alicia dice que se puso a llorar cuando su padre se la regaló.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN

NBA: Butler debuta con derrota y Marc Gasol acaba con los Bucks

El estelar escolta Jimmy Butler, adquirido recientemente vía traspaso desde Minnesota por los Philadelphia 76ers, debutó …

MÁS INFORMACIÓN
Santa Tecla inicia la defensa del título copero con pie derecho

El vigente campeón de la Copa El Salvador, Santa Tecla FC, inició la defensa del título …

MÁS INFORMACIÓN
Alianza remonta al Independiente en la Copa El Salvador

El bicampeón de la Primera División, Alianza FC, debutó con victoria de 1-2 visita frente al …

MÁS INFORMACIÓN


Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.