Nacionales

Centro Cultural Jíboa permitirá atender más alumnas en escuela de ballet

Roxana Lemus

viernes 27, diciembre 2019 - 12:00 am

Los restos de El Jíboa están llenos de maleza, pero el próximo año podría iniciar la construcción del centro cultural. Foto DEM-Diego García

La construcción del Centro Cultural Jíboa en el espacio donde antaño funcionó el teatro,  en San Vicente, permitirá ampliar la Escuela Municipal Miguel de la Cruz Acevedo, misma que es dirigida por el bailarín Mario Prudencio, quien espera atender 150 niñas en el nuevo espacio que será habilitado para el ballet en el recinto cultural.

El pasado 13 de diciembre, la Asociación de Desarrollo Sanvipuede firmó un convenio con el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública para que la cartera de Estado pueda reservar $500,000 de su presupuesto 2019, el monto será destinado a la construcción del Centro Cultural Jíboa, espacio que albergará, además del teatro, una escuela de música, la Escuela Municipal Miguel de la Cruz Acevedo (escuela de ballet)  y una biblioteca.

publicidad

El director de la escuela de ballet, Mario Prudencio, aseguró que al contar con un espacio más grande para la academia él podría cumplir su meta “de llegar a tener, por lo menos, 150 alumnas”.

Este año Prudencio atendió 66 alumnas en San Vicente, niñas cuyas edades oscilan entre los 3 y 15 años de edad. Las féminas recibieron clases de ballet en una casa que es alquilada por la alcaldía municipal, porque la academia no cuenta con local propio.


Estas son algunas paredes que le sobreviven a la vieja estructura del Teatro Jíboa, de San Vicente. Foto DEM-Diego García

El espacio ha sido adecuado para la escuela, pero no tiene sala de estar, aire acondicionado, piso adecuado, sonido, barras y espejos propios, y equipo de oficina.

“Todo eso se tendría en el Jíboa”, aseguró Prudencio, quien aclaró que actualmente se ve obligado a enseñar modelaje a las niñas porque el piso no es indicado para desarrollar este arte; sin embargo, en el nuevo recinto cultural no tendría ese problema.

Además del piso adecuado, la escuela contaría con espacio para atender, incluso, más de 150 alumnas, cumpliendo también la expectativa de Prudencio tras abrir en 2020 la cuarta sección de ballet.

“Me preguntaron de qué tamaño quería yo el salón, entonces dije que aproximadamente para 40 alumnas, teniendo 40 alumnas (por sección) van a ser más de 150 en total si tengo las cuatro secciones”, señaló.

Actualmente la escuela cuenta con tres secciones: avanzada, intermedio avanzado y principiantes. La cuarta sería principiantes dos.

En la academia, Prudencio enseña a las niñas técnicas de brazos y piernas, split, conteos (para desarrollar el oído musical, por los cortes musicales y cambios de pasos), retentiva coreográfica, expresión facial, expresión corporal y modelaje (para la postura de la espalda), entre otros.

Recientemente, el alcalde de San Vicente, Medardo Hernández Lara, afirmó a Diario El Mundo que al integrar las escuelas de música y ballet en el Centro Cultural Jíboa la municipalidad tendría un ahorro, aproximadamente, de $1,600 mensuales.

La escuela municipal funciona en una casa alquilada en la “capital de la cumbia”. Foto DEM-Diego García

El dinero sería destinado a la administración del nuevo recinto cultural; es decir, pagos de servicios básicos y de personal, entre otros.

De acuerdo con Prudencio, anualmente las niñas participan en un festival donde presentan todo lo aprendido en el año. El evento tiene lugar en el Centro de Convenciones de San Vicente y su ingreso tiene un costo. Al contar con un espacio propio, Prudencio destaca que el festival ya no tendría que ser pagado.

Mario Prudencio está a cargo de la escuela de ballet desde 2016, durante su administración ha gestionado apoyo con entidades financieras, fundaciones, hospitales, agroservicios y pequeños negocios en la “capital de la cumbia”.

Este año gestionó donaciones de mallas, zapatillas y leotardos para sus alumnas.

La academia abrirá la matrícula para el curso 2020 a partir del 3 de enero e iniciará clases en febrero próximo.

El director de la escuela de ballet, Mario Prudencio, junto al grupo de niñas. Cortesía

 

CENTRO CULTURAL JÍBOA

El pasado 13 de diciembre, el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública firmó un convenio con la Asociación de Desarrollo Sanvipuede para que la cartera de Estado reserve $500, 000 de su presupuesto 2019; el monto servirá para la construcción del recinto cultural. La alcaldía de San Vicente donará la carpeta técnica del proyecto, mismo que necesita una inversión de $1,500,000.

Tras este anuncio, el 23 de diciembre la Asamblea Legislativa informó a la Asociación de Desarrollo Sanvipuede sobre la aprobación de $500,000 más en el presupuesto 2020 asignado al Ministerio de Cultura.

El Centro Cultural Jíboa será construido en el terreno donde funcionó el teatro vicentino, mismo que quedó destruido tras los terremotos de 2001. Actualmente, el terreno está lleno de maleza y aún conserva algunas paredes. El espacio fue entregado en comodato para 25 años por el Ministerio de Gobernación a la alcaldía de San Vicente, el préstamo está próximo a finalizar; por ello, la municipalidad inició este año una renovación del comodato.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.