Cerrar [X]

Editorial & Opinion

Chile encontró oro

Rafael Domínguez / Periodista

miércoles 9, enero 2019 - 12:00 am

Muchas veces buscamos la riqueza o la oportunidad de mejorar nuestra economía en los lugares equivocados, creemos que con solo aumentar los ingresos nuestros resultados económicos serán igualmente mejorados, pero en ciertas ocasiones incluso el recibir más ingresos aumenta la carga de problemas financieros; por ello es importante también la revisión constante de procesos y gastos para que nuestra riqueza mejore, aun y cuando los ingresos sean los mismos o incluso sean menores.

Esto es lo que el gobierno de Sebastián Piñera en Chile ha logrado con la reciente aprobación de la ley de pago a 30 días para pequeñas y medianas empresas, un problema que dentro de los grandes problemas de la nación pareciera muy pequeño, pero es en esos detalles donde se esconden los grandes cambios.

El tener una ley que obligue a las grandes empresas a respetar el plazo de pago a proveedores de empresas más pequeñas es una ley que sin duda equivaldrá a encontrar oro para la economía del país más aventajado de la región latinoamericana.

publicidad

Chile nos vuelve a poner sobre la mesa soluciones prácticas a problemas ancestrales, que perjudican los modelos económicos, porque muy libre puede ser el modelo pero cuando existe una distorsión provocada por simplemente la fuerza del más grande es momento de aplicar justicia y esta ley le da justicia al de menos tamaño, al de mayor esfuerzo, al que está tratando de pagar sus planillas y por ende generando trabajo.

En El Salvador y lo hemos dicho en columnas anteriores, estamos llenos de estas distorsiones que no son del modelo, sino de los oportunistas o los viejos latifundistas que hacen uso de su fuerza en dólares y cercanía con el poder para sostener ventajas que son a veces poco perceptibles para la mayoría pero que dañan la economía de todos, ese es el caso de los famosos quedan y de los pagos a 90 y hasta 120 días, es el problema de facturas y créditos fiscales financiados por los más pequeños aún y cuando no hayan recibido dinero alguno por sus ventas. Esto es lo que en Chile están evitando: que los pequeños sigan poniendo la carga financiera y es no solo de justicia sino de sanidad económica que quien compre pague y lo haga lo más rápido posible, que los impuestos se paguen en el momento en el que se genera el recurso y que sea el mismo gobierno el que más ágilmente mueva la plata para que el ciclo económico se mantenga activo.


Hemos visto cómo el gobierno salvadoreño ha sido el verdugo financiero de los más pequeños, pagándoles hasta con uno o dos años de atraso, pero cobrando adelantado los impuestos, por ello se vuelve ejemplar lo que está ahora creando la legislación chilena y deberíamos aprovecharlo para corregir nuestras distorsiones. En El Salvador más de la mitad de los pequeños negocios y empresas tienen ventas de apenas $1000 al mes, otras son solo de subsistencia y si por alguna buena causa se tienen que promover más alto, comienza el calvario de los créditos y los impuestos, los plazos de pago incumplidos, los quedan y el abuso del más grande reteniendo la plata al más pequeño simplemente porque a él le parce que el pago solo lo hará los días viernes de 3:00 a 4:00 p.m.

En Chile avanzan y han determinado que el plazo de pago máximo será de 30 días y pasado ese tiempo habrá cargo de intereses corrientes por día de retraso y comisión adicional por mora; así mismo como la banca trata a los clientes más pequeños.

El gobierno chileno, con la aprobación de la ley, termina con el calvario y espera de 15 años que le ha llevado a las pymes este reclamo, dándose cuenta ahora que lo que sostiene la economía chilena son precisamente las más de un millón de empresas pequeñas formales que son el 97 % del total empresarial del país; igual sucede en El Salvador, donde solo el 27 % de la actividad económica es formal y de este total el 95 % son pequeñas y micro empresas, estancadas por el quedan, frenadas por el sistema de pagos e impuestos altos, jodidas por vender a los más grandes con reglas imposibles de cambiar.

El reto está planteado y si alguno de los candidatos no tiene una propuesta ganadora bien podría tomar ésta y en estos últimos 30 días tratar de llamar la atención con una solución real a la economía del país, sería una oferta para sacar oro de donde creímos ya no había nada más que hacer. ¡Espero por un valiente!




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.