Conectados

Cohete turístico de Blue Origin realiza con éxito otro vuelo de prueba al espacio

AFP

miércoles 23, enero 2019 - 1:21 pm

El cohete de la compañía estadounidense Blue Origin efectuó este miércoles en Texas su décimo vuelo de prueba con éxito, alcanzando una altitud aproximada de 107 km, más allá de las fronteras del espacio.

El cohete New Shepard es relativamente pequeño, con un primer piso de 18 metros de alto, en la cumbre del cual se encuentra una cápsula donde un día seis pasajeros-astronautas podrán viajar durante 11 minutos por encima de los límites del espacio, fijados por una convención internacional a 100 km.

Pero antes de poner en marcha esos viajes turísticos, deberán llevarse a cabo varios vuelos de prueba con humanos a bordo. Este miércoles la cápsula solo contenía experimentos científicos apadrinados por la NASA, que pudieron aprovechar entre 3 y 4 minutos de microgravedad.

publicidad

El primer piso de New Shepard y la cápsula han sido concebidos para ser reutilizados en varios vuelos. La primera pieza regresó automáticamente a la pista de despegue siete minutos después de su salida, y la cápsula, que se separó de dicho componente a 75 km para entrar sola en el espacio, regresó a la Tierra amortiguando su caída con tres paracaídas.

"¡Un día increíble!", se congratuló comentando la misión en directo Ariane Cornell, directora comercial de Blue Origin, la empresa espacial del jefe de Amazon Jeff Bezos.


La altura máxima exacta alcanzada este miércoles será confirmada más tarde por Blue Origin a partir de la lectura de sus instrumentos a bordo. Mientras tanto, el próximo reto de la compañía es probar el cohete con humanos en su interior.

"Apuntamos a finales de año", dijo Cornell. "Pero como ya dijimos, no tenemos prisa".

Blue Origin mostró imágenes de la futura cápsula que acogerá a pasajeros, con seis grandes ventanales. Son "las ventanillas más grandes de la historia del espacio", señaló Cornell.

Entretanto Virgin Galactic, del millonario británico Richard Branson, está desarrollando una nave-cohete que será lanzada en el aire por un avión y conducida por dos pilotos.

Ninguna de las empresas está todavía preparada para llevar pasajeros, ya que sus aparatos no han realizado aun todos los ensayos necesarios.

Cada jefe dice haber privilegiado la seguridad, pero el progreso de los ensayos de las compañías, así como las declaraciones de sus responsables, hacen pensar que 2019 será el año de los primeros vuelos regulares habitados al espacio.

Los billetes de Blue Origin tampoco están a la venta, al contrario de los de Virgin Galactic, que ya ha indicado que mandará turistas al espacio por 250.000 dólares el asiento.




RECOMENDACIÓN DE LA REDACCIÓN



Opine y Comente

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.